Archivo de Público
Viernes, 2 de Marzo de 2012

Corea del Norte amenaza a Seúl con una "guerra santa"

Pyongyang acusa a su vecino del sur de "difamar" a Kim Jong-il

PÚBLICO.ES / EFE ·02/03/2012 - 10:11h

- EFE - El presidente norcoreano Kim Jong Un con los mandos militares.

El gobierno comunista de Corea del Norte amenazó hoy de nuevo con una "guerra santa" contra su vecino de Corea del Sur al acusarle de "difamar" a los líderes norcoreanos", en un nuevo signo de aumento de la tensión. Siguiendo la máxima de Lenin de "un paso adelante, dos pasos atrás", este anuncio se da tan solo dos días después de que Pyongyang anunciara la paralización su programa nuclear a cambio de alimentos en un acuerdo con Estados Unidos.

Según la agencia estatal KCNA, soldados de una unidad del Ejército surcoreano con base en Incheon, al oeste de Seúl, desplegaron en instalaciones militares retratos del fallecido líder norcoreano Kim Jong-il , "en los que garabatearon inefables palabras difamatorias" sobre ellos, en lo que el régimen comunista considera una "terrible provocación".

Por eso, el Comando Supremo "declara una vez más que llevará a cabo de forma indiscriminada una guerra santa a su propio estilo para borrar del mapa al grupo de traidores", señaló KCNA, con términos habituales en la retórica bélica norcoreana.

"Las negras nubes de una guerra nuclear penden pesadamente sobre la península coreana" Hoy mismo, el ministro de Unificación surcoreano, Yu Woo-ik, instó a Pyongyang a aceptar recientes ofertas de diálogo de Seúl ante la aparente mejora del clima de tensión en la región que generó el anuncio de la moratoria nuclear norcoreana.

La mejora, sin embargo, no parece reflejarse en el despacho de KCNA, que considera también que "las negras nubes de una guerra nuclear penden pesadamente sobre la península coreana" debido unas maniobras militares conjuntas que estos días efectúan Seúl y Washington en la zona.

El comunicado acusa a Corea del Sur y a Estados Unidos de acometer "deliberadamente" estos ejercicios militares en un momento en que los norcoreanos aún están "en periodo de luto" por el fallecimiento de su líder Kim Jong-il.

"Aquellos que hieran, aunque sea mínimamente, la dignidad del liderazgo supremo de la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial de Corea del Norte) no hallarán respiro en la tierra o en el cielo", concluye la nota.