Archivo de Público
Viernes, 2 de Marzo de 2012

Rajoy dice que los PGE se harán "de acuerdo a lo razonable y sensato"

EFE ·02/03/2012 - 00:23h

EFE - El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso; el presidente español, Mariano Rajoy, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en la foto de familia del Consejo Europeo.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha explicado hoy que no ha evocado durante el Consejo Europeo la flexibilización del déficit de 2012 porque no era el foro adecuado para hacerlo, y ha adelantado que en esta materia los Presupuestos se harán "con arreglo a lo que nos parece razonable y sensato".

"Esto es un tema que no se habla aquí, no se cierra hasta junio, y nosotros presentaremos nuestros Presupuestos con arreglo a lo que nos parece razonable y sensato. A mí nadie me ha preguntado", ha señalado Rajoy a los medios tras la primera jornada del Consejo Europeo.

Mañana el Consejo de Ministros aprueba el techo de gasto y el cuadro macroeconómico para 2012 en el que se prevé que se ejecuten nuevos recortes, pero no tan serios como los que implicaría cumplir el 4,4 % de déficit que negoció el anterior gobierno con Bruselas, ya que exigirían un ahorro de 40.000 millones.

También el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha confirmado en rueda de prensa que durante la reunión de los veintisiete "no se habló para nada de ningún tipo de flexibilización".

En los últimos días se había venido especulando con la posibilidad de que Bruselas aceptase rebajar la presión, ya que la cifra se alcanzó con una previsión de crecimiento del 2,3 % para 2012, cuando en realidad la economía caerá al menos al menos 1 %.

Por lo demás, según Rajoy se ha debatido sobre asuntos que "coinciden" con medidas ya adoptadas en España como las reformas para la creación de empleo y el crecimiento, algo que no obstante "va a llevar su tiempo", ha admitido.

"Estamos en una situación complicada y difícil pero creo que al final saldremos adelante, hay que hacer lo que por mucho tiempo no se hizo, ni en España ni en Europa", a juicio del jefe del ejecutivo español.