Archivo de Público
Jueves, 1 de Marzo de 2012

La carraca, ave del año

La organización SEO/BirdLife elige a este bello pájaro amenazado

PÚBLICO ·01/03/2012 - 16:45h

Jesús Giraldo - Apenas quedan entre 2.000 y 6.000 parejas de carracas en España

Considerada una de las aves europeas más bellas, la carraca (Coracias garrulus) ha sido distinguida con el título de Ave del Año 2012 por SEO/BirdLife. Pero el título no quiere llamar la atención sobre su colorida belleza sino por encontrarse en serio peligro. Desaparecida ya del centro de Europa y con frágiles poblaciones en el este del continente, España era su último gran refugio. Sin embargo, su población ha descendido en un 40% en los últimos años.

La carraca ha sido elegida Ave del Año 2012 por SEO/BirdLife para divulgar las amenazas que acechan a esta especie migratoria cada día más escasa en nuestro país. Un censo popular, el seguimiento vía satélite de algunos ejemplares, el impulso para que las comunidades autónomas redacten sus planes de acción, así como numerosas actividades de divulgación con la población, son algunas de las acciones previstas por la organización conservacionista para este año. 

En la actualidad en nuestro país hay entre 2.000 y 6.000 parejas de carraca. Una de sus principales amenazas es la pérdida de hábitat provocada por los cambios en los medios agrarios. La carraca ha disminuido alrededor de un 40% en los últimos años. Este declive, junto con su pequeño tamaño de población, la ha llevado a estar considerada como "vulnerable" en El Libro Rojo de las aves de España.

Asunción Ruiz, Directora Ejecutiva de SEO/BirdLife, ha destacado hoy en la presentación la importancia de llamar la atención, año tras año, sobre una especie concreta, ya que se impulsan los mecanismos necesarios, no sólo desde el punto de vista científico y técnico, sino también desde las administraciones y desde la sociedad, para contribuir a su conservación.

El nombre de la especie en castellano probablemente hace referencia a su reclamo ruidoso y sonoro, traqueteante, que se asemeja al sonido de las carracas de madera que se utilizan como juguetes infantiles o en algunas fiestas litúrgicas españolas. Por el mes de abril comienza a oírse el característico reclamo de estas aves por campiñas, dehesas y sotos fluviales. Las cuencas de los grandes ríos -Duero, Guadiana, Tajo y Guadalquivir-, sureste peninsular y valle del Ebro conforman el grueso de su distribución en España. 

La pérdida de hábitat parece ser su principal amenaza, debida a la eliminación de vegetación natural, setos y arbolado disperso, y el incremento del uso de plaguicidas como consecuencia de la intensificación agrícola, normalmente asociada a la transformación en regadío. Estas circunstancias parecen incidir sobre la disponibilidad de presas potenciales y favorecen la acumulación de contaminantes en su cuerpo que provoca una mala condición física de las aves y una baja productividad. 

Además, el abandono de la ganadería extensiva también supone el deterioro del hábitat, al disminuir los invertebrados asociados a ella y, por tanto, la pérdida del hábitat donde encuentra sus condiciones de supervivencia más adecuadas. 

Las llamadas aves agroesteparias, como la carraca, llevan décadas con una tendencia poblacional negativa continua. Por este motivo, desde SEO/BirdLife quieren contribuir al mantenimiento de los sistemas agrarios de alto valor natural y fomentar prácticas respetuosas con la naturaleza y favorables para la actividad agraria. De esta manera se favorece la recuperación y conservación de nuestras poblaciones de aves y de la biodiversidad en general, así como el buen estado ambiental del medio. 

Entre las acciones que SEO/BirdLife desarrollará durante 2012 en favor de la carraca, invitan a todos los que quieran a participar en la elaboración de un censo popular de su número durante los meses de abril y mayo, su época de celo y cuando es más fácil localizarla. También buscan donaciones desde la web de la organización para favorecer su conservación.

Además, y por primera vez en el mundo, se van a marcar con emisores vía satélite -sujetos a la espalda del ave- varios ejemplares de carraca, lo que permitirá tener localizaciones certeras de la especie en tiempo real y seguir sus movimientos migratorios hasta África a través de la web Migracionesdeaves.