Archivo de Público
Jueves, 1 de Marzo de 2012

Ibercaja se posiciona para ser una de las mayores entidades del sector

EFE ·01/03/2012 - 12:51h

EFE - Vista de dos oficinas de Ibercaja y Caja Inmaculada (CAI), esta última integrada en el grupo Caja 3, en Zaragoza. Las direcciones de Ibercaja y Caja 3 mantienen hoy reuniones con sus respectivas secciones sindicales para informar del proceso de fusión y de las repercusiones que tendrá en la reorganización de estas entidades y en el empleo.

Ibercaja se está posicionando para ser una de las mayores entidades españolas, después de que ayer anunciara un proceso de unión con Caja 3 (Caja Inmaculada, Cajacírculo y Caja Badajoz) con el que aumentará su tamaño un 44 %.

Incluso este nuevo grupo podrá seguir creciendo si al final se adjudica con la entidad catalana Unnim.

Los consejos de administración de Ibercaja y Banco Grupo Caja 3 aprobaron ayer el inicio de un proceso de unión que dará lugar a una nueva entidad con unos 65.000 millones de euros en activos, con lo que se convertirá en la décimo tercera del sector.

El volumen de negocio del nuevo grupo alcanza 104.000 millones de euros.

El nuevo banco también contará con una red de oficinas de 1.622 sucursales mediante las que atenderá a 3,3 millones de clientes.

La cuota de mercado, según explicaron las dos entidades, será superior al 15 %.

Así, el nuevo grupo, que busca la creación de una entidad "más sólida y competitiva" y que tendrá su sede social y sus servicios centrales en Zaragoza y sedes de negocio en Burgos y Badajoz, tendrá presencia en toda España y Portugal.

Pese a ello, previsiblemente encontrará duplicidades de sus sucursales en Aragón, la sede de Ibercaja y Caja Inmaculada.

La nueva entidad también tendrá 7.800 empleados.

El nuevo grupo nace con un ratio de capital principal del 10,22 %, muy superior al 8 % exigido por la regulación, y "una posición de liquidez de las más holgadas del sistema", según remarcaron ambas ayer.

Con el anuncio hecho en la pasada jornada, Ibercaja y Caja 3 han iniciado una nueva ronda de consolidación del sector financiero español.

Es la primera unión que se anuncia después de que el Gobierno aprobara hace casi un mes la nueva reforma financiera que obligará a la banca a cubrir en unos 52.000 millones de euros más su exposición al riesgo inmobiliario.

No obstante, el nuevo grupo anunciado ayer podría seguir creciendo si al final Unnim, en proceso de subasta, es adjudicada a Ibercaja.

De llevarse a cabo este nuevo proceso, la nueva entidad sumaría activos por valor de 94.000 millones de euros, con lo que se situaría en la séptima posición del sector financiero, detrás del Banco Popular y el Banco Pastor.

Unnim añadiría a la integración una red de oficinas de más de 600 y más de 3.000 empleados.

Además se baraja la posibilidad de que el nuevo grupo pueda unirse también con Banca Cívica, que cuenta con unos activos de 72.000 millones de euros.