Archivo de Público
Jueves, 1 de Marzo de 2012

El Estado pagará a Otegi 20.000 euros por vulnerar su libertad de expresión

El pago se hará hoy mismo. Alberto Ruiz-Gallardón acoge "con disgusto" la sentencia del Tribunal de Estrasburgo

PUBLICO.ES / EFE ·01/03/2012 - 12:30h

Imagen de archivo de Otegi. HUMBERTO BILBAO

En cumplimiento de una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos del pasado mes de marzo, el Estado español indemnizará en las próximas horas a Arnaldo Otegi con 20.000 euros en concepto de daños morales por la "desproporcionada" condena que se le impuso —un año de cárcel— por un delito de injurias al rey.

La condena del Tribunal Europeo de Derechos Humanos a España data del pasado mes de marzo, pero es ahora cuando se hace efectiva. Era la única forma de evitar una sanción por parte del tribunal de Estrasburgo: había que cumplir la sentencia ahora. Así que forzado por los plazos, el Ministerio de Justicia ha dado la orden de pago a la Caja General de Depósitos del Tesoro. Dicha orden se hará efectiva en las próximas horas.

Alberto Ruiz-Gallardón manifestó este jueves que acata la sentencia "con disgusto": "Discrepancia y acatamiento. Esa es la postura del Gobierno. Discrepamos la sentencia en si misma, ya lo hicimos en su día, discrepamos que se haya impuesto una obligación de pago de 20.000 euros a Otegi, pero la acatamos".

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a España a indemnizar con 20.000 euros a Otegi y pagar otros 3.000 euros en concepto de costas en una sentencia del 15 de marzo de 2011 por haberle impuesto una condena "desproporcionada" y vulnerar su derecho a la libertad de expresión al condenarle por injurias al Reyen 2003.

La sentencia se convirtió en firme el 19 de septiembre de 2011, al rechazar el Tribunal Europeo de Derechos Humanos el recurso presentado por el Gobierno español para que la Gran Sala de la Corte revisara la primera resolución.

Según el TEDH, "una pena de prisión impuesta por una infracción cometida en el terreno del discurso político no es compatible con la libertad de expresión garantizada por el artículo 10 del Convenio Europeo de Derechos Humanos".

Para el Tribunal de Estrasburgo, "en el contexto de un debate sobre una cuestión con un interés público legítimo, nada puede justificar la imposición de tal pena de prisión".

El 26 de febrero de 2003, Otegi dijo: "El rey es el jefe supremo del Ejército español, es decir el responsable de los torturadores y quien protege la tortura e impone su régimen monárquico a nuestro pueblo gracias a la tortura y la violencia".