Viernes, 24 de Febrero de 2012

Méndez asegura que UGT y CCOO seguirán contra una reforma que "atropella" los derechos

EFE ·24/02/2012 - 13:05h

EFE - Los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez (4i), y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo (5i), entre otros dirigentes sindicales, encabezan una manifestación contra la reforma laboral. EFE/Archivo

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha asegurado hoy en Morella (Castellón) que su sindicato como CCOO seguirán intentando modificar la reforma laboral, que considera "un atropello" de los derechos laborales de España.

El líder de UGT ha inaugurado en Morella la octava Escuela de Juventud del sindicato en la Comunitat Valenciana, según ha informado la organización sindical.

Ha asegurado que UGT y CCOO van a seguir insistiendo en modificar "en profundidad" el contenido de la reforma laboral en su tramitación parlamentaria porque se trata de "un atropello de los derechos laborales de este país que tiene como epicentro del despido fácil y barato".

Ha lamentado que las organizaciones sindicales aún no han tenido la oportunidad de mantener una reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para poder exponerle su rechazo a la reforma laboral y las alternativas sindicales.

Ha animado a los jóvenes delegados socialistas a "seguir en la lucha", sobre todo en este "escenario deprimente" de crisis que ha afectado principalmente a este colectivo, con unas tasas de paro que alcanzaron en 2011 el 46 % de la población.

Considera que el Gobierno "no debería poner a prueba la sensatez del pueblo español con sus insensateces como utilizar un doble lenguaje: un lenguaje para dentro, para España, y otro para fuera, para la Comisión Europea".

"Por un lado, dice -respecto a la reforma laboral- que es justa y equilibrada, y por otro afirma que es extremadamente agresiva", ha recordado Méndez, que también ha incidido en que el Gobierno dijo que "no se iban a subir los impuestos, y lo primero que hizo fue subir el IRPF", el que "pagan las clases trabajadoras".

Sobre el déficit, Méndez considera que la sociedad española "no va a poder aguantar el recorte tan brutal que tiene que plantear el Gobierno", y ha lamentado que se haya dado prioridad a los recortes frente al crecimiento y al empleo.