Viernes, 24 de Febrero de 2012

Para lograr compromiso óptimo trabajo, se debe evitar marihuana

Reuters ·24/02/2012 - 16:29h

Fumar marihuana está asociado con la pérdida de motivación en la oficina, señala un estudio.

Aunque la autora, Christer Hyggen, sospecha de que la marihuana es la causa, otra explicación sería que las personas que no están conformes con su situación laboral o se sienten motivados en el trabajo son más propensas a empezar a consumir drogas.

"Existe la idea generalizada de que los que fuman cannabis son flojos y no quieren trabajar", dijo Hyggen, del instituto de investigación social de Oslo, NOVA.

Hyggen analizó datos de un estudio de 25 años sobre unos 1500 noruegos. Desde 1987, cuando tenían 20 años, los participantes respondieron una encuesta cinco veces, hasta los 40 años. En las preguntas se incluía el consumo de marihuana.

Además, calificaron del uno al cinco su compromiso laboral a través de frases como "Para mí es muy importante tener trabajo" y "No estoy tranquilo cuando no tengo trabajo". En la escala de calificación, el cinco indicaba mayor compromiso.

Las personas que habían fumado el año anterior tendían a tener menor dedicación laboral que quienes no lo habían hecho, según el estudio publicado en Addiction.

El patrón se mantuvo tras considerar la salud mental de los participantes, la satisfacción con el entorno laboral, el status económico y el consumo de alcohol.

Hyggen observó también que los que en alguna encuesta habían respondido que habían fumado hace poco, los "experimentadores", con el paso de los años tendían a ser tan comprometidos con el trabajo quienes no fumaban.

No fue así con los participantes que en varias encuestas dijeron que habían consumido marihuana: su compromiso laboral siguió disminuyendo en la edad adulta y se mantuvo significativamente por debajo del compromiso de los no fumadores.

En la última encuesta, en el 2010, los 63 usuarios repetitivos calificaron con 3,9 puntos, en promedio, su compromiso laboral, comparado con 4,2-4,3 puntos entre los participantes que sólo habían experimentado con marihuana o que nunca la habían consumido, incluidos los que habían respondido que sus amigos, pero no ellos, consumían la droga.

Los resultados sugirieron que, en el tiempo, "las personas que dejan de fumar cannabis aumentan su compromiso laboral, mientras que las personas que empiezan a consumirlo, pierden compromiso con su trabajo", dijo Hyggen.

"Los adolescentes que consumen marihuana u otras sustancias hasta el punto de perder o limitar su desempeño académico, deberían saber que están reduciendo sus oportunidades laborales", indicó Kimberly Henry, experta en consumo de drogas y delitos juveniles de Colorado State University, Fort Collins.

Aun así, dijo a Reuters Health: "Como ocurre con muchas de esas conductas, existe un ciclo en espiral en el que una refuerza a la otra".

FUENTE: Addiction, online 26 de enero del 2012.