Jueves, 23 de Febrero de 2012

El Madrid salva su primer escollo

Euroliga. El Barça, primero de grupo

RAMIRO VAREA ·23/02/2012 - 23:10h

El Madrid salvó anoche su primer match ball en la Euroliga. Los muchachos de Pablo Laso se impusieron a Unicaja (86-65), y siguen vivos en una competición que se les ha puesto muy cuesta arriba por culpa del Bilbao. Los madrileños se jugarán la próxima semana todo a una carta en la pista del Montepaschi Siena. Pero ni siquiera un triunfo en Italia les asegura el pase. Si el Bilbao gana en Málaga, el Madrid queda fuera.

Su reciente victoria en la Copa del Rey pesó como una losa a los blancos, que saltaron a la pista con una pájara importante. Tardaron muchísimos minutos en meterse en un partido en el que les iba la vida. La salida fulgurante de Unicaja (3-14) sorprendió al equipo de Laso, que deambulaba por el parqué sin garra ni nervio. Un dato lo avala. El Madrid tardó 22 minutos en ponerse por delante en el marcador. Fue ya en el tercer cuarto, cuando el partido estaba completamente abierto y los blancos se pusieron las pilas.

Ya eliminado en esta Euroliga, Unicaja se plantó en la cancha sin nada que perder. Los andaluces se toparon con un rival dormido, aletargado y lento, sobre todo a la hora de buscar los rebotes en defensa y de perder balones. Durante muchos minutos, a Unicaja le salía todo bien. Al Madrid, todo mal. Es lo que ocurrió en el primer cuarto (14-22). Mirotic y Carroll decidieron entonces mantener vivo a su equipo, que poco a poco fue recortando distancias. Con buena dosis de paciencia, los madrileños llegaron al descanso con empate a 41, gracias a un triple de Mirotic. Tras la pausa, el partido fue otro. Sin olvidar su profesionalidad y pundonor, Unicaja comenzó a perder fuelle, sobre todo en el último cuarto. Coincidió el bajón andaluz con el surgimiento de Llull (15 puntos) y la aportación de Mirotic (18), que amarraron un triunfo vital.

Triunfo azulgrana

Tampoco falló el Barcelona en su visita a la cancha de Bennet Cantú (62-63). Líderes destacados de su grupo, los azulgrana impusieron su calidad gracias, sobre todo, a la aportación de Navarro, Lorbek y Ndong quien, con 13 puntos, fue el máximo anotador de su equipo. El partido se decidió en la última jugada, cuando el exbarcelonista Basile erró el lanzamiento. Navarro anotó los dos tiros libres que sellaron el triunfo catalán y su liderato. El Barcelona afrontará la próxima fase, cuartos de final, con el factor cancha a su favor.