Viernes, 24 de Febrero de 2012

Barreda y Bono apuestan por Page como sucesor

El PSOE comienza su renovación territorial tras la llegada de Rubalcaba

G. L. A. ·24/02/2012 - 08:11h

Emiliano García Page con José María Barreda, en una imagen de archivo. efe

Castilla-La Mancha, Balears y La Rioja son las tres citas para este fin de semana, cuando el PSOE arranca el proceso de renovación de las direcciones territoriales tras la elección de Alfredo Pérez Rubalcaba como nuevo secretario general. El nuevo líder socialista acudirá a la clausura del primero y a la inauguración del segundo, mientras que el cónclave riojano será clausurado por el secretario de Organización, Óscar López.

Con 13.600 militantes, Castilla-La Mancha ha sido uno de los últimos bastiones de poder del PSOE, que gobernó esta región desde 1983 hasta que, en mayo de 2011, el PP le arrebató la mayoría absoluta con la candidatura de María Dolores de Cospedal.

El diputado Ximo Puig confirma que disputará a Alarte el liderazgo del PSPV

Durante esos 28 años de hegemonía socialista, Castilla-La Mancha sólo ha tenido dos presidentes y el PSOE regional, dos secretarios generales: José Bono y José María Barreda. Ahora, ambos han decidido cerrar filas en torno a la candidatura de Emiliano García-Page, secretario provincial de Toledo, alcalde de esta ciudad y vocal de la nueva Ejecutiva federal.

Aunque algunos de los dirigentes que apoyaron a Carme Chacón en su disputa con Alfredo Pérez Rubalcaba eran partidarios de presentar una candidatura alternativa, Barreda ha hecho valer su condición de secretario general para frenar estos movimientos. Y García-Page también se propone favorecer esa dinámica de unidad con una Ejecutiva de integración y el reconocimiento de algún papel simbólico, en pie de igualdad, para quienes han sido los dos referentes históricos del socialismo castellano-manchego.

Bono, que es el presidente regional del partido por iniciativa de Barreda, declaró ayer que el futuro político en Castilla-La Mancha "tiene un nombre: Emiliano García Page". "Yo seré su primer seguidor", dijo a Europa press.

En La Rioja se presentan tres candidatos para sustituir a Aldama

Otro miembro de la Ejecutiva

En Balears, optará al liderazgo otro miembro de la Ejecutiva federal de Rubalcaba: Francina Armengol. La portavoz en el Parlament de las islas cuenta con el apoyo del expresident Francesc Antich, que no optará a la reelección como secretario general. Aunque no se descarta que tenga que competir con una candidatura alternativa, en Ferraz se da por seguro que Armengol será la elegida. Este congreso será clausurado el domingo por la vicesecretaria general, Elena Valenciano.

Donde es seguro que habrá más de un candidato es en La Rioja, que también renueva su dirección este fin de semana. Al diputado César Luena, que parte como favorito, le han salidos dos contrincantes: el diputado regional José Ángel Lacalzada, exalcalde de Murillo de Río Leza, y Luis Alonso, exconcejal de Villamediana. El senador Francisco Martínez-Aldama, que dirigió el socialismo riojano durante todo el periodo de José Luis Rodríguez Zapatero, no optará a la reelección.

La disputa valenciana

También ayer se confirmó de modo oficial que habrá fuerte competencia en el País Valencià, donde el congreso está convocado para el 30 de marzo. Ximo Puig, diputado por Castellón, se ha convertido en el primer precandidato oficial al presentar el doble de los avales necesarios para adquirir esta condición, que da derecho al uso de medios del partido.

Puig apostó por la opción de Chacón para el 38º Congreso federal y ahora intenta agrupar en torno a su candidatura a todos los sectores que en el País Valencià dieron la mayoría a quienes se inclinaron por la exministra de Defensa.

El diputado castellonés ya intentó alcanzar el liderazgo del PSPV en el anterior congreso, pero entonces perdió frente al actual secretario general, Jorge Alarte, que optará a la reelección. En la liza repite también un tercer nombre: Francesc Romeu. En el anterior cónclave, Romeu pactó con Puig sin que, a pesar de contar también con el apoyo de Izquierda Socialista, sumaran votos suficientes frente a Alarte. Pero, si se reprodujeran los resultados de los congresillos previos al cónclave federal, Romeu podría dar la victoria a Alarte.

El cuarto en liza será Manuel Mata, por la corriente Izquierda Socialista, aunque seguramente no llegue a reunir los avales suficientes para que su candidatura llegue a someterse a votación.