Jueves, 23 de Febrero de 2012

Jordi Pujol reniega de la Constitución

El expresident de la Generalitat cree que la alternativa al "pacto fiscal" es la "muerte"

EFE ·23/02/2012 - 16:59h

EFE - Jordi Pujol junto a Josep Antoni Duran i Lleida y Artur Mas en enero.

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol ha dicho este jueves que ya no siente suya la Constitución, porque la interpretación que se le da actualmente "no sirve" para amparar las aspiraciones catalanas, y ha advertido a Catalunya de que o reacciona y pone fin a su expolio fiscal o caminará hacia la muerte.

En la presentación de su último volumen de memorias, publicado por Proa, en un coloquio en el hotel Majestic, Pujol ha subrayado que la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut marca "un antes y un después": "Ahora ya sabemos que es una Constitución que nos quiere ahogar", ha denunciado.

Pujol ha reconocido que "la independencia es muy difícil", aunque "no imposible", y "tiene lógica que haya cada vez más gente que la reclame", pero lo que a su juicio es absolutamente "inviable" es continuar con la situación actual.

Según Pujol, Catalunya debe intentar conseguir el "pacto fiscal", que acabe con el "injusto" sistema de financiación vigente ahora, porque la alternativa "es la muerte".

Pujol ha recalcado que Catalunya parte siempre con un "hándicap" de cerca de un 8% de déficit fiscal y tiene que dar respuesta en sanidad y educación a más de un millón de personas que han llegado de fuera del país en la última década.

Sobre el pacto fiscal dice: "Si aceptamos la situación tal como está, estamos muertos"

La sociedad catalana debe actuar

De seguir todo como ahora, sin mejores instrumentos financieros, con el tiempo Catalunya y la Generalitat "seguirán existiendo" pero no será posible "construir el país" con unos niveles óptimos de bienestar, ha alertado. Ahora, según Pujol, Catalunya no debe obcecarse en debatir sobre si será o no posible alcanzar el pacto fiscal, porque: "si aceptamos la situación tal como está, estamos muertos. Por lo tanto, hemos de reaccionar".

"Como no podemos quedarnos aquí sentados esperando a que pase el enterrador, lo hemos de intentar", ha sentenciado el expresidente, que ha llamado a toda la sociedad a "jugarse el tipo" por el pacto fiscal.

Según Pujol, Catalunya debe escapar del régimen general de financiación autonómica y singularizar su modelo, para no verse constreñida por el "no menos que ellos" que suelen proferir otras comunidades cuando la Generalitat consigue algún avance.

Pujol ha evitado avanzar cuál debería ser la respuesta catalana a un eventual portazo a la reivindicación del pacto fiscal y ha dicho que en ese caso se pondrá detrás de lo que decida el presidente de la Generalitat: "Soy un soldado obediente", ha asegurado.

Pujol hace suyas las continuas peticiones del president de la Generalitat, Artur Mas, tanto a Zapatero como ahora a Rajoy para que apruebe adoptar el pacto fiscal. Sin embargo, el actual presidente del Gobierno ha evitado pronunciarse al respecto pese a los apoyos de CiU en el Congreso al tijeretazo.

El expresidente catalán, que ha reconocido que en política tiene "limitaciones y servidumbres" que impiden al político "hacer lo que le dé la gana" y le obligan en ocasiones a ceder o a guardarse sus principios temporalmente para evitar un mal mayor.