Jueves, 23 de Febrero de 2012

Demasiados "errores" en los CV de los flamantes médicos

Reuters ·23/02/2012 - 15:28h

Por Kerry Grens

La honestidad y la atención al detalle son las cualidades que se esperan de un médico, aunque dos estudios sobre las solicitudes de inscripción a los programas de entrenamiento en obstetricia revelan que hasta 30 de cada 100 doctores nóveles se atribuyen publicaciones inexistentes.

"Esperamos que sean errores y no intentos intencionados de inducir a error", dijo el doctor Michael Frumovitz, profesor del Centro Oncológico MD Anderson de University of Texas, Houston, y autor principal de los estudios.

Estudios previos habían demostrado que entre el 1 y el 30 por ciento de las solicitudes de inscripción a los programas de residencia en radiología, emergentología, ortopedia y otras especialidades suelen incluir referencias a investigaciones publicadas que los revisores no pueden localizar.

El equipo de Frumovitz y un grupo de University of Washington, que publican los resultados en Obstetrics & Gynecology, indagaron si lo mismo ocurría en sus especialidades.

Para esto, el equipo de Frumovitz reunió las 258 solicitudes de inscripción a un programa de MD Anderson en el área de oncología ginecológica en el período 2004-2008. Los interesados eran médicos nóveles que ya habían finalizado la residencia: 44 de los 148 que habían citado resultados publicados hicieron referencia a una publicación que el equipo no pudo encontrar.

El equipo de la University of Washington, dirigido por la doctora Anne-Marie Amies Oelschlager, revisó dos años de solicitudes de inscripción a un programa de residencia en obstetricia y ginecología: 357 de los 937 interesados habían citado un estudio publicado o por publicar en una revista con un comité de revisión.

Cuando el equipo buscó esas publicaciones, 156 de las 1000 mencionadas no existían. La búsqueda incluyó Internet, las bases de datos de publicaciones y hasta las mismas revistas. Entre las publicaciones confirmadas, el equipo detectó imprecisiones.

El error más grave fue que 62 interesados habían mencionado una publicación "con revisión de pares" que no lo había sido.

Amies Oelschlager señaló que su estudio no pudo determinar si se trataban de equivocaciones o de errores intencionales.

Las residencias y las becas de perfeccionamiento son competitivas, y la experiencia en la investigación es un aspecto favorable cuando se analiza cada caso. "Los interesados engrosarían deliberadamente sus CV para llamar la atención y obtener un puesto, y eso es preocupante. De los médicos se espera honestidad", dijo Amies Oelschlager.

El doctor Lee Learman, profesor de obstetricia y ginecología de la Facultad de Medicina de la Indiana University, consideró que se desconoce si los errores en las solicitudes están asociados con los errores en la práctica médica, pero los consideró preocupantes.

Les recomendó a los estudiantes de medicina y los residentes que adviertan que describir erróneamente sus calificaciones tendría consecuencias negativas en sus carreras. "Aunque no sepamos si esto predice las infracciones futuras, la mayoría de los directores de las residencias y las becas de perfeccionamiento no quieren asumir ese riesgo", señaló.

Learman alentó a esos directores a controlar la precisión de las solicitudes y si no pueden hallar las publicaciones citadas, les recomendó solicitarles una copia a los interesados.

En tanto, Frumovitz consideró que una forma de asegurarse de que las publicaciones citadas existen es pedirles a los interesados que adjunten una copia o un número de identificación para facilitar su búsqueda. Y el equipo de Amies Oelschlager sugirió que las facultades de medicina preparen a los alumnos en la importancia de la autoría y la revisión de pares.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, marzo del 2012.