Jueves, 23 de Febrero de 2012

ERC se queda fuera de Secretos Oficiales, donde estarán los demás portavoces

EFE ·23/02/2012 - 10:35h

EFE - Alfred Bosch, de ERC, durante su intervención en el pleno celebrado hoy en el Congreso de los Diputados.

Todos los grupos parlamentarios tendrán a sus portavoces en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso, salvo el Mixto, ya que el veto del PP ha impedido que el candidato a representante de este grupo, Alfred Bosch, de ERC, logre votos suficientes en la votación que hoy ha celebrado la Cámara Baja.

La elección, que se ha efectuado de forma secreta, mediante votación en urna, ha tenido lugar después de una monumental bronca en el hemiciclo entre el propio Bosch y el diputado de IU, Joan Josep Nuet, por un lado, y el diputado del PP Rafael Hernando por otro, encargado de defender ante la Cámara la exclusión de ERC.

En un crudo rifirrafe, los tres se han cruzado acusaciones por la decisión del PP de dejar fuera a Bosch por considerar que ni los representantes de ERC ni Amaiur son idóneos para formar parte de una comisión en la que se maneja información muy sensible para el Estado.

Para ser miembro de la comisión de secretos es necesario que sus miembros logren al menos 210 votos del pleno, es decir, tres quintos de los sufragios, umbral que sí han superado Alfonso Alonso (PP), Soraya Rodríguez (PSOE), Josep Antoni Duran Lleida (CiU), Cayo Lara (IU-ICV-CHA), Rosa Díez (UPyD) y Josu Erkoreka (PNV), quienes integrarán el órgano junto al presidente del Congreso, Jesús Posada.

Aunque el PSOE sí apoyó a Bosch con sus 110 diputados, los 132 sufragios obtenidos por el diputado de ERC fueron insuficientes para poder entrar en la comisión, cuya denominación es "Comisión de control de los créditos destinados a los fondos reservados".

Los demás superaron con creces el umbral necesario: Alonso logró 302 votos; Rodríguez, 309; Duran Lleida, 308; Lara, 289; Rosa Díez, 290 sufragios y 309 Josu Erkoreka, según el resultado anunciado por el presidente Posada al término del escrutinio, que arrojó tres votos nulos.

Justo después, el diputado del BNG Francisco Jorquera anunció que el grupo Mixto solicitaba una nueva votación, en este caso para proponer como candidato a otro diputado de ERC, Joan Tardà, pero el presidente le comunicó que la elección del séptimo miembro de la comisión se haría en otra sesión plenaria.

La negativa del grupo mayoritario, con 185 parlamentarios, a dar su respaldo al candidato del Mixto, ha sido justificada ante el hemiciclo por Rafael Hernando, quien ha hecho hincapié en que en este grupo no había "consenso" interno respecto al candidato, pese a que el único propuesto formalmente ha sido el propio Bosch.

"Si ustedes han sido incapaces de proponer un consenso, no nos pidan a los demás que votemos unánimemente lo que ustedes han sido incapaces de conseguir", ha manifestado tras recordar que el PP les había emplazado a buscar a otro representante.

De todos modos, para Hernando estaba claro que el portavoz de ERC no era "la persona idónea" para acceder a información reservada.

Previamente, el propio Bosch había denunciado la "caza de brujas" que a su juicio supone vetarle en un "numerito" que según él ha montado el PP para "conmemorar" la intentona golpista del 23F.

Bosch ha negado que ERC esté al servicio de Amaiur en el Congreso y ha asegurado que su partido, que en la VIII legislatura tuvo representación en esta misma comisión, siempre ha ejercido la "lealtad institucional" y nunca ha dinamitado el funcionamiento democrático ni ha pretendido hacer daño a España.

También desde la tribuna ha recibido el apoyo del diputado de IU-ICV-CHA Joan Josep Nuet, quien ha advertido al PP de que está siguiendo una línea "profundamente peligrosa y no democrática".

Aunque falte el representante de un grupo, el órgano ya puede reunirse y ejercer sus funciones, entre las que se incluye el acceso a información sensible para la seguridad del Estado como la lucha antiterrorista o tareas de los servicios de inteligencia.

Los ministros de Interior, Defensa y Exteriores informan del uso de los fondos reservados en esta comisión, al igual que el director del CNI, en sesiones siempre a puerta cerrada y con carácter reservado en las que también.