Jueves, 23 de Febrero de 2012

El ADN confirma que el cuerpo de la bahía de A Coruña era el joven eslovaco

EFE ·23/02/2012 - 12:51h

EFE - Empleados de los servicios funerarios de A Coruña trasladan el pasado 19 de febrero el cuerpo de un hombre que agentes de Salvamento Marítimo han localizado en aguas de la bahía de A Coruña, y que podría ser del joven eslovaco Tomás Velicky, desaparecido desde la madrugada del pasado 27 de enero. EFE/Archivo

Las pruebas científicas realizadas al cadáver hallado el pasado domingo en la bahía del Orzán, en A Coruña, han confirmado que corresponden al joven estudiante eslovaco Tomas Velicky, desaparecido desde la madrugada del 27 de enero, según fuentes de la Delegación del Gobierno en Galicia.

El cuerpo fue recuperado el pasado domingo en la playa de A Marosa, muy cerca de donde se encontró el cadáver de uno de los agentes implicados en la tragedia del Orzán, y posteriormente fue trasladado al Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC) donde se le han practicado las pruebas científicas para confirmar su identidad.

El estado de descomposición del cadáver ha obligado a realizar pruebas de ADN para determinar la identidad.

Tomás Velicky, nacido en Bratislava en 1988 desapareció la madrugada del pasado 27 de enero junto a tres agentes de la Policía Nacional cuyos cuerpos han sido ya localizados.

El suceso se produjo cuando el joven eslovaco, que cursaba estudios en A Coruña con una beca Erasmus, fue arrastrado por el mar en la playa de Orzán, a la que se había dirigido tras una noche de fiesta.

Dos policías de paisano que se encontraban en la zona, Javier López, de 38 años, y Rodrigo Maseda, de 35, acudieron en su socorro, pero también fueron también arrastrados.

Un tercer agente, perteneciente a una patrulla Zeta y uniformado, José Antonio Villamor, de 34 años, se introdujo en el agua para ayudar a sus compañeros, aunque fue también arrebatado por el mar.

El cuerpo del Javier López fue recuperado en las horas posteriores al suceso, mientras que los de los otros dos agentes lo fueron el 2 de febrero tras una intensa semana de búsqueda en la que más de cien personas formaron parte del operativo especial.

Los tres agentes fueron condecorados a título póstumo con la medalla de oro al mérito policial en España y también han sido distinguidos por las autoridades eslovacas.