Jueves, 23 de Febrero de 2012

La caída de las viviendas hipotecadas se cuadruplica en un año

En 2011 tan solo se constituyeron 409.337 hipotecas nuevas, lo que supone un 32,6% menos que el año anterior

EUROPA PRESS ·23/02/2012 - 10:43h

Alquiler de una vivienda.

La burbuja inmobiliaria sigue pinchada y todavía no se ve el día en que vuelva a inflarse. En 2011 se volvió a evidenciar la crisis del ladrillo, ya que tan solo se firmaron 409.337 nuevas hipotecas. Esto supone una caída del 32,6% respecto al año anterior, en el que el descenso fue del 7%.

Por lo tanto, el batacazo sufrido en 2011 llegó a cuadruplicar el del 2010 y supuso la peor cifra de viviendas hipotecadas desde que comenzó la crisis en septiembre de 2008. Por ejemplo, en 2007 la caída fue del 6,7%, en 2008 del 32% y en 2009 del 22%.

El capital prestado alcanzó los 45.825 millones, un 35,5% menos

Según los datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas alcanzó el año pasado los 111.950 euros, un 4,3% menos que en 2010, mientras que el capital prestado se redujo un 35,5% en el conjunto del año, hasta los 45.825 millones de euros.

De acuerdo con los datos del organismo estadístico, durante 2011 se constituyeron 653.824 hipotecas sobre fincas rústicas y urbanas (dentro de éstas últimas se incluyen las viviendas), cifra que supone un descenso del 32% respecto a 2010.

El capital de los créditos hipotecarios concedidos bajó un 36,4% en el conjunto del año, hasta los 77.962 millones de euros, en tanto que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre el total de fincas ascendió a 119.241 euros, un 6,5% menos que en 2010.

Las cajas de ahorros fueron las entidades que concedieron un mayor número de créditos hipotecarios en 2011, al aglutinar el 44,2% del total, seguidas de los bancos (42,1%) y de otras entidades financieras (13,7%). En cuanto al capital prestado, las cajas de ahorros concedieron el 39,7% del total, los bancos el 46,2% y otras entidades, el 14,1%.

Modificaciones en las hipotecas

Con respecto a las hipotecas con cambios en sus condiciones se produjo un descenso con respecto al año pasado del 25%, el número total es de 339.640. Concretamente, en el caso de las viviendas que modificaron sus condiciones bajó un 29,4% en 2011.

Los cambios en las condiciones hipotecarias también bajaron un 25%

Por su parte, el número de préstamos que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) fue de 16.440, un 31,1% menos que en 2010.Además, el año pasado un total de 39.273 hipotecas cambiaron de titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor), lo que supone un descenso del 31,9% respecto a 2010. De las 339.640 hipotecas que cambiaron sus condiciones en 2011, el 37,7% se debieron a modificaciones en los tipos de interés. De esta forma, el porcentaje de hipotecas a tipo fijo se redujo significativamente después del cambio de condiciones desde el 4,6% hasta el 2,8% del total, ya que la mayoría de estos préstamos pasaron a estar referenciados a un tipo de interés variable.

Dentro de la estructura de tipos de interés, el Euríbor fue la referencia más importante. Tras la modificación de condiciones, el interés medio de los préstamos subió 0,11 puntos en las hipotecas a tipo fijo y bajó 0,45 puntos en las hipotecas a tipo variable. Se han producido un total de 473.417 hipotecas canceladas, lo que supone un descenso anual del 12,2%. Las cancelaciones sobre fincas rústicas disminuyeron un 11,1%, mientras que las canceladas sobre fincas urbanas bajaron un 12,3% y sobre viviendas, un 12,9%.

Navarra, la comunidad con más hipotecas

Todas las comunidades presentaron el año pasado variaciones interanuales negativas en la constitución de hipotecas, especialmente Asturias (-42,7%) y La Rioja (-45,6%).

Navarra registró el mayor importe hipotecado, con 196.140 euros, así como el incremento interanual más elevado en el importe medio hipotecado (11,1%). Le siguió Murcia, con un avance del 5,7%. El número de fincas con hipoteca constituida por cada 100.000 habitantes fue mayor en 2011 en La Rioja (2.627) y Baleares (2.146).

Las comunidades en las que el número de fincas con cambios en sus condiciones por cada 100.000 habitantes fue mayor fueron Comunidad Valenciana (1.725) y Murcia (1.614), mientras que La Rioja y Comunidad Valenciana fueron las que tuvieron mayor número de hipotecas canceladas registralmente por cada 100.000 habitantes, con 1.538 y 1.526, respectivamente. 

Noticias Relacionadas