Jueves, 23 de Febrero de 2012

La Vitrina de Bob Pop

·23/02/2012 - 07:38h

El mes de marzo llegará la primavera también a la vida laboral de Lindsay Lohan que podría empezar el rodaje de un biopic sobre la vida y amores de Liz Taylor con/contra Richard Burton que amenaza con llevar el espantoso título de ‘Liz and Dick ‘. Eso, siempre y cuando la Lohan siga progresando adecuadamente y el juez le continúe felicitando por su buen comportamiento tal y como hizo ayer después de que ella se presentara a su vista periódica para la evaluación de la marcha de su libertad condicional. Y como no solo de biografías cinematográficas con títulos lamentables viven las malas actrices, Lindsay aparecerá también como invitada estelar del ‘Saturday Night Live’ del mes que viene. Ya ven que todas son buenas nuevas para esa gran actriz de tribunales que es la Lohan, si bien no lo son tanto para Megan Fox, que fue una de las primeras opciones de los productores de ‘Liz and Dick’. Imagino que los organizadores de los Razzie ya se frotan las manos.


El sábado pasado se casó Marta Ortega, hija de Amancio Ortega, dueño de Zara, y esta semana es portada de dos revistas del chisme de miércoles donde –atención a la maravilla– el sencillo y feliz enlace ha conseguido lo que solo habíamos visto con Porcelanosa: una mención de la marca en portada. En este caso, Zara, por supuesto. No sé a ustedes, pero a mí me parece un prodigio de la mercadotecnia y un ahorro buenísimo: seguro que la calebración salió mucho más barata de lo que habría costado la inserción publicitaria en portada de uno de esos anuncios de Zara en prensa, con el logo de la marca y poco más. Si los Ruiz Mateos hubieran sabido esto antes, anda que no habrían aprovechado las bodas de sus numerosos hijos para vendernos las bondades de Nueva Rumasa y hasta esos pagarés. Menos mal que han llegado tarde...