Jueves, 23 de Febrero de 2012

Rajoy advierte a PSOE y a sindicatos de que se van a quedar "solos"

Rubalcaba acusa al presidente del Gobierno de impulsar una reforma laboral que producirá "despidos más baratos, fáciles e injustos"

MARÍA JESÚS GÜEMES ·23/02/2012 - 02:40h

MARÍA JESÚS GÜEMES - El presidente, ayer en el control al Gobierno. efe

La reforma laboral volvió a centrar ayer el enfrentamiento entre el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la sesión de control al Gobierno.

En su turno de preguntas, el secretario general del PSOE aseguró que esta medida no sirve más que para provocar "despidos más baratos, fáciles e injustos". Para Rubalcaba, crea "incertidumbre" entre los trabajadores y "deprime" el consumo. Además, denunció que no ve la relación entre crear empleo con el despido, con 20 días de indemnización, por faltar nueve días por razones "médicamente justificadas". A su juicio se trata de un "disparate".

Rajoy presume de contar con el aval de la OCDE, la Comisión Europea y Obama

Tampoco cree que se pueda favorecer la contratación con la supresión de la autorización administrativa para los ERE, con las comunidades autónomas despidiendo a los laborales fijos o con el hecho de que no se permitan mecanismos de ajuste previos, como la reducción de jornada.

Rajoy le respondió que es todo lo contrario. "Se van a quedar ustedes y los sindicatos solos. Yo les invito a que se sumen a esta reforma que es buena, justa y necesaria", defendió. Ni una palabra de que con ella los empresarios pueden rebajar el salario a su antojo y se abarata la salida del trabajador, algo que el presidente sostuvo que no haría bajo ningún concepto en plena campaña electoral.

El líder conservador se burló de su adversario político. Este último quiso saber si el Gobierno ha valorado los efectos que pueden tener sus decisiones. Con sarcasmo, Rajoy aseguró que es "costumbre" hacerlo. "Eso es de pensar bien las cosas", señaló mostrandose sorprendido por el planteamiento. "No sé si piensa que hay gobiernos que no lo hacen o si usted ha formado parte de alguno...", dejó caer con sorna.

El PSOE denuncia que el Gobierno "oculta más recortes" en los Presupuestos

Además recordó que fue con la gestión de José Luis Rodríguez Zapatero con la que se produjo "el récord de despidos" en España. "Lo hicieron mal y trajo una huelga general", comentó pasando por alto que él ha tenido que afrontar movilizaciones por todo el país cuando lleva tan sólo dos meses en el poder.

A pesar del clamor social, Rajoy considera que no puede ir tan desencaminado porque, según destacó, cuenta con el respaldo de la OCDE, de la Comisión Europea y de varios países que se han posicionado "a su favor". Incluso presumió de contar con el aval del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El jefe del Ejecutivo pidió a Rubalcaba que no le reproche haber "cogido el toro por los cuernos" para frenar el desempleo y "tomar decisiones buenas para el interés general". "¿Qué quiere usted qué haga? Lo que no voy a hacer es no hacer nada", espetó mientras insistía en que la reforma no va "contra nadie".

Ni contra la CEOE ni tampoco contra las organizaciones sindicales. Rajoy lamentó que a los agentes sociales les hubiese sido "imposible" ponerse de acuerdo aunque en realidad llegaron a un pacto sobre moderación salarial y se quejó de una legislación laboral "de hace treinta años". "Los tiempos han cambiado y no nos podemos quedar anclados en el pasado", esgrimió.

También salió el tema en el cara a cara entre la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez. La primera aseguró que el Gobierno trabaja para "solucionar los excesos" que el PSOE creó y que está aplicando el principio de austeridad como una "obligación". "Hay que hacer reformas para la regeneración democrática e institucional", proclamó.

Entre ellas, sin embargo, la discusión se centró en los Presupuestos. El Partido Popular los quiere tener listos para el 31 de marzo. Aunque desde Bruselas le piden que los adelante, Rajoy se resiste a la espera de que la Unión Europea haga sus previsiones de crecimiento. Estas se conocerán hoy y será uno de los asuntos que se tratará tras su entrevista con el primer ministro italiano, Mario Monti.

Sáenz de Santamaría utilizó el precedente de Felipe González en 1982. "Sé que para usted son tiempos del abuelo cebolleta, pero le voy a poner un ejemplo histórico", apuntó. La dirigente conservadora hizo hincapié en que cuando este ganó las elecciones tardó seis meses en elaborar unas cuentas públicas nuevas y que ahora serán sólo tres.

Después de las elecciones

Fue la justificación que se buscó para contrarrestar la acusación de que su formación está esperando a que pasen las elecciones asturianas y andaluzas para hacerlo. Rodríguez denunció que su fin era "ocultar más recortes a los que van a pedir el voto". Aseguró que la derecha adopta iniciativas sin importarle que algunas de ellas "devalúen la vida laboral, los derechos sociales y la igualdad de oportunidades".

Para la dirigente socialista, los Presupuestos de 2012 servirían para aportar "confianza" y "credibilidad" en España, por lo que urgió al Ejecutivo a hacerlos "cuanto antes". En el cruce, la vicepresidenta replicó que si estos no se han aprobado aún es porque el PSOE no elaboró unos en 2011 y "no lo hicieron porque había unas elecciones el 20-N". El PSOE también le afeó la "campaña de descrédito inaceptable del PP a los sindicatos" antes de las marchas.

Noticias Relacionadas