Miércoles, 22 de Febrero de 2012

Ashton ve los comicios en Yemen como un hito en el camino hacia la democracia

EFE ·22/02/2012 - 12:32h

EFE - Yemeníes se manifiestan para exigir el enjuiciamiento del presidente yemení saliente Ali Abdalá Saleh, en Saná, Yemen, hoy, miércoles, 22 de febrero de 2012.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, afirmó hoy que las elecciones presidenciales celebradas en Yemen constituyen un "hito" en la transición del país hacia un futuro más democrático.

"Las elecciones presidenciales marcaron un importante hito en la transición de Yemen", declaró Ashton en un comunicado, en el que subrayó que los yemeníes "votaron ayer para abrir un nuevo capítulo en la historia del país, que ofrece la promesa de un cambio largamente esperado".

La alta representante de la UE celebró que, en "unas condiciones tan excepcionales", tantos yemeníes hayan acudido a las urnas para "respaldar una transferencia de poder pacífica y el proceso de transición".

Los yemeníes acudieron ayer a las urnas para acabar con las tres décadas de poder del todavía presidente, Ali Abdalá Saleh, en una jornada electoral empañada por los disturbios protagonizados por los separatistas sureños.

En referencia a los intentos de "perturbar las elecciones con violencia", especialmente en la región de Adén y las gobernaciones del sur, Ashton apuntó que "no harán descarrilar una transición que ahora ha recibido un nuevo impulso", y pidió que los responsables de tales actos violentos rindan cuentas por ellos.

Desde su punto de vista, para que el cambio sea "positivo y duradero", el presidente electo de Yemen, Abdo Rabo Mansur Hadi, y el Gobierno nacional de consenso deberán "seguir respondiendo con gran determinación a las aspiraciones del pueblo yemení".

"Es el coraje y la perseverancia del pueblo yemení lo que ha llevado al país a este momento crucial", enfatizó.

La jefa de la diplomacia europea señaló igualmente que el diálogo nacional, la reconciliación y el proceso de reforma constitucional que deberá iniciarse a continuación, "deben ahora empezar a abrir el camino a un Estado verdaderamente inclusivo, democrático y civil que responda a las necesidades de todos los yemeníes".

No obstante, reconoció que el país se enfrenta a tres problemas principales: de naturaleza humanitaria, económica y de seguridad.

Por ello, aseguró que la UE seguirá apoyando los esfuerzos de Yemen por "construir un futuro mejor, fundado en la democracia, la justicia y los derechos humanos".

Ashton recordó que el bloque europeo ha sido un gran defensor del proceso de transición, y garantizó que seguirá trabajando con el Gobierno y todos los eslabones de la sociedad yemení, así como con los socios regionales e internacionales, para "ayudar a Yemen a reconstruir y reformar sus instituciones y economía".