Miércoles, 22 de Febrero de 2012

'Zipis', el nombre en clave que llevó a los dos detenidos en Gipuzkoa

La Guardia Civil arresta a dos presuntos informadores de ETA cuyas citas con la dirección aparecían en los papeles de 'Thierry'

PEDRO ÁGUEDA ·22/02/2012 - 08:14h

Juan Inaxio Otaño e Iñaki Igerategi.

ETA potenció durante su última década de violencia la figura del militante sin antecedentes, que aparentaba una rutinaria vida en Euskadi, con el fin de prolongar la vida de unos comandos que cada vez eran desarticulados en menos tiempo por las Fuerzas de Seguridad. En la madrugada de ayer, la Guardia Civil detuvo en Gipuzkoa a los dos presuntos miembros de uno de estos grupos de legales (sin fichar) dedicados a recopilar información para la cúpula de ETA, al menos hasta mayo de 2008.

En la documentación incautada a la dirección de ETA detenida en esa fecha, los denominados papeles de Thierry, aparecían varias referencias que el Servicio de Información de la Guardia Civil (SIGC) consideró que estaban vinculadas y de cuyo hilo comenzó a tirar. Se trataba de citas mantenidas por miembros de aquella dirección con alguien a quien denominaban Z, Zip o Zipis, informaron a Público fuentes de la investigación. Recientemente, los agentes concluyeron que se trataba de Juan Inaxio Otaño, de 51 años, e Iñaki Igerategi, de 42, ambos residentes en la localidad guipuzcoana de Andoain y que desde hace tiempo eran objeto de las pesquisas del Instituto armado.

Los investigadores

Los dos detenidos habrían elaborado información sobre objetivos y de empresarios susceptibles de ser extorsionados por la banda, pero la detención de Francisco Javier López Peña, Thierry, en Burdeos en 2008 les podría haber dejado descolgados de la organización terrorista.

La jueza antiterrorista francesa Laurence Le Vert envió la pasada semana a la Audiencia Nacional la comisión rogatoria con la documentación de ETA que hace referencia presuntamente a los dos arrestados. A primera hora de la madrugada de ayer, bajo la dirección del juez Eloy Velasco, la Guardia Civil detuvo a Otaño, trabajador de una empresa de distribución del diario Berria, e Igerategi, que fue arrestado de guardia en su puesto de bombero en Tolosa. Los agentes registraron sus domicilios y se llevaron documentación. Cuando finalizaron la búsqueda, a media mañana, los detenidos fueron trasladados a dependencias de la Guardia Civil en Madrid, donde serán interrogados en régimen de incomunicación hasta su puesta a disposición judicial el viernes o el sábado próximo.

Más de 20 detenidos

Interior advierte de que las operaciones seguirán hasta que ETA se disuelva

Según un recuento de Europa Press, la información obtenida de los papeles de Thierryha permitido en estos cuatro años la detención de más de dos decenas de presuntos miembros de ETA. De entre las operaciones que partieron de esa documentación destaca la que acabó con H-Alboka, una estructura formada por abogados que se encargaba de mantener un férreo control sobre el colectivo de presos. Durante aquella operación se incautó otro gran volumen de información. Entre ella, una referencia, "RK", la pista definitiva para dar en abril de 2011 con el comando Erreka, otro grupo de legales que se mantuvo oculto durante años y que escondía el mayor polvorín incautado en España a ETA.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, presentó en Catalunya Radio las detenciones realizadas ayer, como la prueba de que "mientras ETA no se disuelva, el Estado de derecho continuará actuando".