Miércoles, 22 de Febrero de 2012

El juez pide informes sobre la procedencia de imputar a la infanta

Castro quiere conocer la opinión de las acusaciones y las defensas antes de tomar una decisión tras la denuncia del pseudosindicato Manos Limpias

ESTHER BALLESTEROS ·22/02/2012 - 08:00h

Borbón. efe - Los duques de Palma, Iñaki Urdangarin y Cristina de

El juez instructor de las pesquisas sobre las presuntas irregularidades en torno al Instituto Nóos, José Castro, dio ayer traslado a las partes de la petición que ha efectuado el pseudosindicato Manos Limpias a fin de que la infanta Cristina sea citada a declarar como imputada en el marco de esta causa. El magistrado quiere conocer el parecer de las acusaciones y las defensas sobre la solicitud antes de decidir sobre el encausamiento de la hija del rey Juan Carlos.

Para ello, la Fiscalía Anticorrupción, la Abogacía balear y el PP personado como acusación popular así como las defensas de los imputados dispondrán de cinco días de plazo, a contar desde el día 28 una vez haya declarado el duque de Palma, para mostrar su postura en torno a la petición de Manos Limpias, que se produjo un día después de que el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, anunciase que el Ministerio Público, por el contrario, no tenía previsto hasta ese momento solicitar la citación de la infanta.

Los denunciantes creen que Cristina de Borbón es "actora directa"

Y es que, a juicio del sindicato ultraderechista, doña Cristina de Borbón "ha sido beneficiaria directa del incremento patrimonial e ingresos obtenidos fraudulentamente por el imputado" Urdangarin. Una idea que plasmó en el escrito que ha presentado ante el juez para pedir su imputación, en el que además la consideraba "actora directa por encubrimiento, complicidad o cooperación necesaria y por ende beneficiaria de las presuntas actividades delictivas" cometidas a través de Nóos.

Es más, se apunta a que la infanta era "conocedora, cuanto menos, de las argucias financieras fraudulentas" que se habrían llevado a cabo para evadir impuestos a Hacienda, una de las líneas de investigación abiertas en el marco de este caso.

El nombre de la mujer del duque de Palma aparece reflejado en numerosas ocasiones a lo largo del sumario sobre Nóos. Entre otros motivos, porque ostenta junto a su marido la titularidad del 50% del capital de la mercantil Aizoon una de las empresas investigadas en este procedimiento, donde desempeñaba además el cargo de secretaria, lo que conllevaba la elaboración y la firma de actas con los acuerdos adoptados.

La infanta es socia de la empresa Aizoon, que forma parte de la trama

Para reforzar su petición, Manos Limpias asevera que el artículo 14 de la Constitución "Todos los españoles deben ser iguales ante la ley" "debe tener su máximo exponente y reflejarse en la imputación de un miembro de la familia real, si de los hechos analizados se constata que ha podido participar en los hechos presuntamente delictivos" de su consorte.

Por otro lado, mediante el mismo auto el juez Castro ha incorporado a la causa la denuncia interpuesta por el grupo parlamentario Compromís, de Les Corts Valencianes, en la que solicitaba la citación del expresidente de la Generalitat Francisco Camps, con el objetivo de que aclare el origen de la propuesta de los denominados Juegos Europeos. Un evento que nunca llegó a celebrarse a pesar de que el Instituto Nóos, entonces presidido por Urdangarin, percibió 382.203 euros procedentes de los fondos del Gobierno valenciano por su organización.

A pesar de que el magistrado aún no ha resuelto la petición de Compromís, al considerar que "no procede de momento adoptar resolución alguna más allá de su incorporación material a la causa", el partido denunciante considera necesario que Camps explique el papel desarrollado por la Generalitat, el concepto de los pagos realizados a Nóos, los intervinientes en las negociaciones y quiénes fueron sus presuntos beneficiarios.

El juez incorpora a la causa a Compromís, que pide que declare Camps

Urdangarin y la prensa

El próximo sábado, después de prestar declaración, el duque de Palma tiene previsto hablar ante la prensa, por primera vez desde que estalló el escándalo. Urdangarin, que recientemente huyó a la carrera por las calles de Washington ante las preguntas de una periodista, "atenderá respetuosamente" a los medios, según anunció ayer en Barcelona su abogado, Mario Pascual Vives. "Los atenderá, no los tendrá olvidados", declaró.

Aunque admitió que para el duque está resultando ser una experiencia amarga, el letrado reconoció que él la vive de otra forma: "Hay que saborear cada minuto, son irrepetibles", aseguró.