Archivo de Público
Lunes, 28 de Enero de 2008

CiU y ERC cargan contra el estilo de Zapatero y Rajoy en campaña

Durán lamentó la "fivolidad" y el "populismo" y Ridao afirmó que las propuestas de rebajas fiscales de unos y otros son "un auténtico virus"

FERRAN CASAS ·28/01/2008 - 20:52h

Nada han gustado en CiU y en ERC el contenido y la forma en que se han formulado las propuestas de rebajas fiscales de PSOE y PP. El lunes, unos y otros las criticaron, cebándose en la última de Zapatero.

Josep Antoni Duran y Lleida, que lamentó la "fivolidad" y el "populismo", del líder socialista recordó que es favorable a bajar los impuestos pero que las medidas anunciadas por Zapatero podrían ser, si este quisiera, una realidad sin esperar a ganar las elecciones.

El análisis del candidato de CiU es que Zapatero se ha visto obligado a lanzar esta propuesta ante la "tozudez" de Solbes para admitir que la situación "empeora".

Joan Ridao, de Esquerra, no fue menos crítico y afirmó que las propuestas de rebajas fiscales de unos y otros son "un auténtico virus". El candidato independentista afirmó que la oferta de Zapatero "no es progresiva ni progresista" y que la política de "cheques" dificultará la espectativa de recorte del déficit fiscal catalán.

Duran aprovechó el día de ayer no sólo para criticar, también para lanzar propuestas. Presentó la reducción de la presión fiscal como receta para evitar que la economía española entre en recesión. En esta línea propuso que el impuesto de sociedades se sitúe en el 25% de forma general. La reducción sería aún más drástica para la pequeña y mediana empresa, llegando hasta el 20%. Para la microempresa quedaría en el 15%. En esta legislatura la reforma fiscal pactada entre CiU y PSOE ya rebajó esta tasa en cinco puntos.

Los sabios de Duran

Duran constituyó el lunes un consejo asesor económico de 12 expertos que lo asesorará antes y después del 9-M. Entre otros lo forman profesores de las escuelas de negocios IESE y ESADE, el catedrático Andeu Mas-Colell (exconseller de CiU), el presidente de la Bolsa de Barcelona, Joan Hortalà, o el consejero del Banco de España, Guillem López, a quien se había vinculado a ERC.