Martes, 21 de Febrero de 2012

EEUU actúa para combatir escasez de dos fármacos para el cáncer

Reuters ·21/02/2012 - 18:54h

Por Anna Yukhananov

Los reguladores de salud de Estados Unidos planean combatir una peligrosa escasez de dos fármacos clave para tratar el cáncer permitiendo la importación de uno de ellos desde el exterior y agilizando la aprobación para que un nuevo fabricante produzca el segundo.

La medida, anunciada el martes por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por su sigla en inglés), es el último esfuerzo del Gobierno por contener los problemas de suministro, que según médicos y grupos defensores de pacientes han forzado a los proveedores a posponer el tratamiento y a usar alternativas menos costosas o de menor calidad.

La FDA autorizará las importaciones de una versión del fármaco Doxil, que en las próximas semanas debería satisfacer las necesidades de los pacientes, según la agencia. La versión se llama Lipodox y tiene el mismo ingrediente activo que el Doxil, doxorubicin.

La FDA también aprobará una nueva compañía, APP Pharmaceuticals, para hacer metotrexato, un fármaco usado para tratar la leucemia infantil. APP es una unidad del grupo de salud alemán Fresenius SE.

Doxil, un fármaco para el cáncer de Johnson & Johnson, ha estado escaso desde que una planta de Ben Venue, una unidad del laboratorio alemán Boehringer Ingelheim, registró problemas en la elaboración.

Con una venta anual de 500 millones de dólares en todo el mundo, el fármaco inyectable se usa para tratar el cáncer de ovario y el mieloma múltiple.

La FDA dijo que había llegado a un acuerdo limitado y temporal para importar Lipodox del laboratorio indio Sun Pharmaceutical Industries y su distribuidora subsidiaria, Caraco Pharmaceutical Laboratories Ltd.

Los problemas en Ben Venue también contribuyeron a la escasez del metotrexato, al punto que legisladores estadounidenses pidieron una acción directa de la FDA y los fabricantes por temor a que los hospitales y consultorios se quedaran sin el fármaco en unas pocas semanas.

En respuesta, Ben Venue dijo la semana pasada que iba a liberar reservas de metotrexato que fueron fabricadas antes del cierre de su planta en noviembre.

El presidente Barack Obama convirtió la batalla contra la escasez de fármacos en una prioridad nacional con una orden ejecutiva en octubre y la FDA dijo que desde entonces ha evitado la escasez de 114 medicamentos, principalmente trabajando junto a los fabricantes.

La agencia indicó que el número de fármacos con suministro escaso había pasado de 56 en el 2006 a 220 en el 2011.

La FDA dijo que también publicará directrices para los fabricantes con el fin de informarles sobre potenciales problemas de suministro, debido a que un aviso a tiempo puede ayudar a evitar la escasez.