Martes, 21 de Febrero de 2012

Báñez tacha de "falsedades" las acusaciones de recortar los derechos laborales

EFE ·21/02/2012 - 16:28h

EFE - La ministra de Trabajo, Fátima Báñez, en la rueda de prensa ayer, 20 de febrero de 2012, tras reunirse con representantes de la Confederación Española de Economía Social (CEPES), en la que dijo que el Gobierno está deseando tener propuestas concretas de los sindicatos y que ninguna materia excluida quedará excluida en el trámite parlamentario de la reforma laboral.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha tachado hoy de "falsedades" las acusaciones de haber liderado "el peor recorte de los derechos laborales" con su reforma del mercado de trabajo, y ha invitado al diálogo y a presentar enmiendas al texto a los grupos de la oposición en el Senado.

Durante el pleno de la Cámara Alta, Báñez ha pedido al senador de la Entesa Jordi Guillot (ICV) "menos confrontación y más colaboración, menos ruido y mucha más conversación", y ha instado a los grupos a mantener una actitud "constructiva" a través de enmiendas al texto durante su tramitación parlamentaria.

"¿Quiere ayudar a crear empleo o quiere servirse de la crisis para arañar unos votos en próximas convocatorias electorales?", ha preguntado Báñez a Guillot, al que ha recordado que en un artículo de hace unas semanas mantuvo que "la izquierda debe estar presente en el conflicto social".

Por contra, le ha invitado a participar en el "diálogo abierto permanentemente por el Gobierno", tal y como demuestra, ha subrayado, que la reforma vaya a tramitarse como proyecto -con posibles modificaciones- a pesar de que no era obligatorio al haberse aprobado como decreto.

A su juicio, la reforma laboral es "equilibrada y útil" y con ella "ganan todos, trabajadores y empresarios, los más de cinco millones de parados, los jóvenes, las pymes y los autónomos", ya que servirá en el corto plazo para frenar la destrucción de empleo y en el medio para hacer crecer el trabajo estable.