Martes, 21 de Febrero de 2012

El empresario que acusa a Blanco de cohecho declara hoy en el Supremo

EFE ·21/02/2012 - 04:48h

EFE - El empresario farmacéutico Jorge Dorribo, que asegura que pagó a un primo político de José Blanco para que éste hiciera gestiones en su favor, declara hoy ante el magistrado del Tribunal Supremo que investiga al exministro de Fomento por cohecho y tráfico de influencias. EFE/Archivo

El empresario farmacéutico Jorge Dorribo, que asegura que pagó a un primo político de José Blanco para que éste hiciera gestiones en su favor, declara hoy ante el magistrado del Tribunal Supremo que investiga al exministro de Fomento por cohecho y tráfico de influencias.

Dorribo, que ha prestado declaración como imputado en al menos cuatro ocasiones ante la juez de Lugo que investiga una trama de obtención fraudulenta de subvenciones públicas en la "operación Campeón, acudirá hoy por primera vez al Supremo para ser interrogado por el magistrado José Manuel Soriano.

En sus declaraciones anteriores, el empresario ha sostenido que el 5 de febrero del año pasado entregó 200.000 euros en efectivo a un primo político de Blanco -Manuel Bran, que comparecerá mañana ante Soriano-, para que se agilizaran varios proyectos de su empresa, Laboratorios Asociados Nupel, y que ese mismo día se reunió con el exministro en una gasolinera de Guitiriz.

Dorribo ha declarado también que el dinero supuestamente destinado a Blanco tiene su origen en una transferencia bancaria realizada en Andorra, pero un informe pericial de la Agencia Tributaria aportado a la causa ha concluido que esa operación "es ajena e independiente del supuesto pago efectuado en España" a Bran.

Hacienda añade en su informe que la cantidad que figuraba en la transferencia se destinó a levantar la quiebra que pesaba sobre una farmacia propiedad de Elisa M.M., con la que Dorribo tenía un contrato, y que el pago al primo político de Blanco, "de ser cierto", se habría efectuado "en efectivo y con fondos de origen desconocido, lo que imposibilitaría su verificación y seguimiento".

El exministro, que declaró a petición propia en el Supremo el pasado 26 de enero en calidad de imputado, admite que el encuentro de la gasolinera tuvo lugar y lo explica diciendo que iba a acudir a una comida con empresarios y que le comunicaron que Dorribo quería verle antes para plantearle una cuestión privada, por lo que quedó con él en ese lugar para recogerle e ir juntos al restaurante.

En su declaración ante Soriano, Blanco señaló asimismo que en el vehículo también estaban el conductor y un escolta -por lo que, dijo, era el escenario "menos íntimo para hablar"- y negó haber recibido o pedido dinero o haber realizado gestiones para que nadie en la Administración hiciera "cosas contrarias a derecho".