Lunes, 20 de Febrero de 2012

La Cruz Roja intenta negociar un breve alto el fuego en Siria

La organización pide al régimen y a los sublevados dos horas de tregua para socorrer a los civiles asediados

PÚBLICO ·20/02/2012 - 22:07h

AP - Civiles sirios, casi todos mujeres y niños, en un refugio en Baba Amro, en Homs.-

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), el único organismo de ayuda humanitaria presente en Siria, está tratando de arrancar un alto el fuego de tan sólo dos horas a las autoridades sirias y a los sublevados.

El posible cese temporal de las hostilidades tendría como objetivo que la organización, a través de su sección local de la Media Luna Roja Siria, pudiera llevar ayuda de urgencia a los civiles atrapados en las zonas en las que se libran los más duros combates de la guerra civil que sacude el país.

La Cruz Roja trata de llevar ayuda de urgencia a ciudades cercadas como Homs

"El CICR está estudiando varias posibilidades para entregar de forma urgente ayuda humanitaria en las áreas más afectadas. Esto incluye un alto el fuego para permitir un rápido acceso de la Media Luna Roja Siria a las personas que lo necesiten", declaró a Reuters la portavoz de la organización Carla Haddad.

Fuentes diplomáticas citadas por esa agencia confirmaron que la Cruz Roja aspira a un alto el fuego de dos horas en las áreas de combate, incluido Homs, feudos de la oposición que llevan semanas bajo los bombardeos de la artillería del régimen de Bashar al Asad.

Sin embargo, la portavoz del CICR declinó ofrecer más detalles del contenido de la negociación con las autoridades sirias y "todas las partes involucradas en los combates".

El régimen sirio corta los servicios básicos como agua, luz y gas a los barrios rebeldes

El Comité Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja ha estado distribuyendo comida y material médico a los habitantes de ciudades como Derá y Homs, desde el inicio de la revuelta contra Al Asad, hace casi un año.

El recrudecimiento de los combates en las últimas semanas ha dificultado considerablemente esta tarea. Las ambulancias de la Media Luna Roja siria tienen ahora enormes dificultades para acceder a las zonas controladas por los sublevados con el objetivo de evacuar a un número creciente de heridos en los combates, ha subrayado el CICR.

Sin alimentos ni medicinas

A la falta de medicinas y de personal sanitario para atender a los heridos, muchos de ellos muy graves, se ha sumado la carestía de alimentos, que amenaza a poblaciones enteras prácticamente sitiadas por las fuerzas del régimen sirio, según activistas de la oposición.

La ONU ha denunciado que una de las armas que el Gobierno de Al Asad utiliza para tratar de sofocar la rebelión está siendo la interrupción del suministro de servicios básicos, como la electricidad, el gas y el agua, así como de alimentos en zonas bajo control rebelde.

En los 11 meses que dura ya la sublevación, al menos 6.000 civiles han muerto en los combates. Activistas de la oposición siria han denunciado que otras cinco personas perecieron este lunes en nuevos bombardeos de artillería en el barrio de Baba Amro, en Homs, donde cientos de personas han muerto desde el inicio del asedio militar el pasado 3 de febrero.