Archivo de Público
Lunes, 20 de Febrero de 2012

Un triunfo forjado en el AVE

Laso intuyó la victoria de su equipo de camino a Barcelona

R. V. ·20/02/2012 - 08:00h

Navarro entra a canasta. zueras. FERNANDO ROSALES

Pablo Laso no cabía ayer en sí de gozo. "Contento por los chicos y por todos los que permiten que estén bien", el entrenador del Real Madrid estalló de alegría en el Palau Sant Jordi, concluida la final ante el Barcelona. Tras días duros en el banquillo blanco, el técnico hizo historia al sumar una nueva Copa en el palmarés del conjunto madridista, un trofeo que el Madrid no conseguía desde 1993.

"Supe que íbamos a ganar el torneo el miércoles, cuando cogimos el AVE en Madrid", confesó el preparador. "Lo supe por la fe mostrada por los chicos", insistió Laso. "Las finales están para ganarlas, les dije. Y hoy [por ayer] han hecho un partido muy completo", abundó el técnico.

En cuanto al análisis del duelo, Pablo Laso destacó "la solidez defensiva" de su equipo "durante la mayor parte del encuentro". "Hemos mantenido el estilo que podemos y sabemos jugar. Dimos la sensación de que todos estábamos muy centrados", concluyó.

Mientras lo jugadores del Madrid celebraban el triunfo en el Sant Jordi Llull, MVP de la final, se llevó las redes de las canastas a casa, los muchachos de Xavi Pascual intentaban digerir el mazazo recibido. "Que nos ganen aquí es muy duro. No supimos defenderles; ellos fueron mejores", lamentó Juan Carlos Navarro, quien, según explicó su entrenador, volvió a jugar con dolores en la planta del pie.

"Hemos vivido siempre a remolque, hicimos muchos esfuerzos para entrar en el partido, pero perdimos la guerra psicológica del marcador. Cuando nos acercábamos sucedía alguna cosa que nos volvía a sacar del partido", resumió Xavi Pascual, que insistió en la importancia de la última jugada antes del descanso (un pérdida del Barcelona que terminó con un triple de Llull sobre la bocina). "Llull fue el MVP, pero la fractura final del partido nos la hizo Carroll. Él mató el partido", señaló el técnico. Boniface N'Dong, por su parte, denunció que su equipo buscara el título con menos ahínco que el Madrid.