Domingo, 19 de Febrero de 2012

Sarkozy celebra hoy su primer gran mitin y Hollande interviene en televisión

EFE ·19/02/2012 - 09:58h

EFE - Jóvenes ondean banderas francesas durante el primer gran mitin de campaña del presidente francés, Nicolás Sarkozy, en el parque Chanot de Marsella (Francia).

Nicolas Sarkozy, candidato a la reelección como presidente de Francia, celebra hoy su primer gran mitin de campaña en Marsella, mientras que su rival y favorito en las encuestas, el socialista François Hollande, interviene en un programa de televisión en directo.

Sarkozy será el primero en tomar la palabra, a las 14.30 GMT en el parque Chanot de Marsella, donde los organizadores esperan que se congreguen miles de seguidores.

El presidente oficializó el miércoles su candidatura a la reelección durante una entrevista en televisión, se desplazó el jueves hasta la localidad alpina de Annecy para participar en un mitin e inauguró su cuartel general de campaña en París el sábado.

El jefe del Estado intenta recuperar así la ventaja de Hollande en los sondeos, mientras que desde las filas socialistas la estrategia pasa por personalizar los problemas de la crisis económica en la figura de Sarkozy.

"Será el presidente de la triple degradación: social, económica y financiera", asegura hoy Martine Aubry, responsable del aparato del Partido Socialista, en una entrevista en "Le Parisien".

Hollande, por su parte, será el invitado estrella a partir de las 17.00 GMT en el programa de Olivier Mazerolle en la emisora "BFM TV".

Aunque el duelo entre Sarkozy y Hollande casi ha eclipsado al resto de los candidatos, que no lograrían pasar a la segunda vuelta según las encuestas, éstos siguen luchando de cara a los comicios del próximo 22 de abril y 6 de mayo.

Así, la líder de extrema derecha Marine Le Pen, ha asegurado a los periodistas que cubren este fin de semana en Lille (norte) la convención de su partido, el Frente Nacional (FN), que tiene pruebas de que toda la carne que se vende en Francia es "halal", es decir, preparada según las costumbres islámicas.

"He pedido a mis abogados que inicien un proceso contra algunas grandes firmas de distribución en la región de París" porque se trata de "un verdadero engaño", aseguró Le Pen.

La líder de ultraderecha sostiene que su queja es "una manera de mostrar a los franceses que se les desprecia en su propio país".