Sábado, 18 de Febrero de 2012

Mou, el amo de la Liga

El Madrid golea sin despeinarse a un Racing que se quedó con diez, por expulsión de Cisma, antes del descanso. Cristiano abrió el marcador y Benzema, dos tantos, y Di María redondearon el triunfo del líder

ÁNGEL LUIS MENÉNDEZ ·18/02/2012 - 21:57h

Hace diez meses, Pep Guardiola escribió en el Bernabéu una de esas frases para la historia del fútbol: "Mourinho es el puto jefe y el puto amo en esta sala de prensa". Fue un desahogo inesperado y sorprendente en respuesta a la agresividad dialéctica que el entrenador portugués adoptó como estrategia principal durante su primera temporada en España. Hoy, Mou es el señor feudal de la Liga. Apabulla sobre el césped y, casualidad o no, le favorecen circunstancias aledañas que antes le llevaban a poner el grito en el cielo. Sin ir más lejos, el caprichoso azar ha volteado las tornas y ahora es el Madrid quien goza de incontables minutos contra equipos que, por expulsión, se quedan con un futbolista menos. Por no hablar del fuera de juego.

Sin embargo, sería incoherente y, sobre todo, profundamente injusto, argumentar el despegue del Madrid con razones tan banales y maleables. El líder incontestable de la Liga lo es porque su fútbol abruma. Porque este sábado ventiló la visita del Racing en seis minutos, los que tardó Cristiano en marcar, y luego se limitó a manejar como juguetes el partido, el resultado y el rival. Si no cerró antes el choque -el segundo tanto, obra de Benzema, llegó segundos antes del descanso (en fuera de juego)- fue porque levantó el pie con descaro, algo que no suele aprobar Mourinho. Al contrario.

Al técnico luso únicamente le satisfacen esos tramos a todo trapo durante los cuales el Madrid asusta al más pintado. Minutos de fútbol arrollador que obligaron al Racing a recular sin remisión, con mil ojos en cada esquina y el sudor frío del que se sabe a punto de recibir un golpe letal. Tanta superioridad y un marcador favorable acariciaron a la fiera blanca hasta amansarla. Y entonces, sin que en momento alguno pareciese peligrar el triunfo local, llegó la expulsión de Cisma.

El defensa sevillano sacó la mano al cielo de Madrid para frenar un contragolpe y minutos después tocó de nuevo la pelota con el brazo en un escorzo de esos que antes eran involuntarios y, cosas de las circulares arbitrales, ahora son falta, penalti, amarilla o expulsión, en función de las circunstancias de cada caso. Con diez, el Racing, que nunca pudo aspirar a nada, dimitió y se dispuso a pasar de puntillas por el infierno.

No fue tal porque el Madrid marcó pronto el 2-0 y comenzó a pensar en la cita europea del martes en Moscú. Aun así, Di María no está para especular. Lesionado, no había podido jugar ni un segundo en lo que va de año, así que este sábado salió con hambre y, en media hora, tiró del equipo hasta redondear una goleada incruenta, bien secundado por el prodigioso Benzema. La recuperación del argentino era lo que le faltaba a Mourinho. El amo y señor de la Liga.

Ficha técnica

R. Madrid: Casillas; Ramos, Pepe (Carvalho, m. 75), Varane, Marcelo; Granero (Khedira, m. 70), Xabi Alonso; Özil (Di María, m. 62), Kaká, Cristiano; y Benzema.

Racing: Toño; Álvaro, Torrejón, Bernardo, Cisma; Diop, M. Gullón; Arana, Acosta (Luque, m. 77), Adrián (Christian, m. 42); y Babacar (Munitis, m. 70).

Goles: 1-0. M. 6. Cristiano, en la raya de gol, cabecea un pase de Kaká. 2-0. M. 45. Xabi Alonso saca rápido una falta hacia Benzema que, sólo y en fuera de juego, bate a Toño con una gran vaselina. 3-0. M. 72. Di María, desde fuera del área de gran zurdazo cruzado. 4-0. M. 88. Benzema resuelve con la derecha dentro del área.

Árbitro: González. Expulsó a Cisma (m. 38) por doble amarilla. Amonestó a Álvaro, Ramos, Kaká y Carvalho.

S. Bernabéu: 76.000 espectadores. La selección de fútbol sala, reciente hexacampeona de Europa, fue homenajeada antes del comienzo del partido.