Archivo de Público
Domingo, 19 de Febrero de 2012

EEUU utiliza aviones no tripulados en Siria para certificar la represión

Los 'drones' registran los ataques del Ejército contra los rebeldes

AGENCIAS ·19/02/2012 - 08:00h

LAWRENCE CRESPO (USAF Photo) - Un técnico del Ejército de Estados Unidos prepara un avión no tripulado.-

Un "buen número" de aviones no tripulados militares de Estados Unidos, conocidos como drones, patrullan el espacio aéreo sirio para vigilar los movimientos de las Fuerzas de Seguridad del régimen del presidente Bashar al Asad y sus maniobras represivas, según ha informado la cadena NBC citando una fuente militar norteamericana.

Esta vigilancia, matiza la fuente, no es un preparativo para una intervención militar estadounidense, sino que sirve para recopilar pruebas visuales e interceptar las comunicaciones gubernamentales y militares sirias para "presentar argumentos para una amplia reacción internacional".

Estas pruebas podrían ser claves para recabar el apoyo de Rusia y China, que hasta ahora han vetado dos resoluciones de condena contra el régimen sirio en el Consejo de Seguridad de la ONU.

La Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Pentágono habrían abierto un debate sobre las perspectivas de Siria, cada institución con su propio punto de vista, pero todos habrían coincidido en la conclusión de que una misión de paz en la zona pondría en peligro a sus integrantes y arrastraría casi con total certeza a Estados Unidos a una intervención militar en el país árabe.

El Gobierno estadounidense también ha mostrado su preocupación por la presencia de miembros de Al Qaeda infiltrados en la oposición siria, según indicaron esta semana dos altos funcionarios en sendas comparecencias ante el Congreso.

El director nacional de Inteligencia, James Clapper, señaló en una audiencia ante el comité de Fuerzas Armadas del Senado que han detectado recientemente "la presencia de extremistas que se han infiltrado en los grupos de la oposición".

Clapper señaló que miembros de Al Qaeda podrían haber sido los autores de los dos atentados que se produjeron en Damasco en diciembre y en Alepo la semana pasada. Estos atentados "tienen la huella de Al Qaeda. Así que creemos que Al Qaeda en Irak está extendiendo su alcance", señaló Clapper.

Según la inteligencia estadounidense, "la oposición está muy fraccionada". "No hay un movimiento nacional, a pesar de que se aglutinan bajo el nombre del Consejo Nacional Sirio, pero muchos son exiliados que vienen del exterior", dijo. También hizo referencia al Ejército Libre Sirio (ELS), "una especie de nombre genérico que se aplica una colección de opositores, que en sí mismo no está unificado y tiene una disputa interna sobre quién va a dirigirlo".

En este contexto, se habrían podido infiltrar los terroristas, sin que los propios grupos opositores lo sepan, según dijo, pero los dos ataques apuntan a ello.

"Al Qaeda está tratando de fijar una presencia allí" y como consecuencia "la situación se ha vuelto mucho más grave", dijo el secretario de Defensa, León Panetta. Esto demuestra que "necesitamos seguir trabajando con la Liga Árabe y determinar qué pasos se deben tomar para tratar de lidiar con la situación en Siria", agregó Panetta.