Sábado, 18 de Febrero de 2012

Miles de personas marchan en Damasco contra el régimen sirio

Las fuerzas de seguridad sirias acaban a tiros con un masivo funeral convertido en protesta en la capital

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·18/02/2012 - 21:00h

Miles de personas marchan ayer en Damasco en el funeral de tres jóvenes que murieron el viernes en una manifestación contra Al Asad. reuters

Las Fuerzas de Seguridad sirias abrieron fuego este sábado contra una manifestación de miles de personas que se habían concentrado en el centro de Damasco para protestar contra el régimen justo después de que terminaran los funerales de tres jóvenes que fueron abatidos el viernes por las Fuerzas de Seguridad en el mismo barrio de Mezze, no muy lejos de la residencia del presidente Bashar al Asad.

El incidente ocurrió cuando, a pesar de la nieve, unas 15.000 personas participaban en la mayor concentración que ha tenido lugar en la capital hasta ahora, mostrando que la revuelta se puede estar asentando en Damasco, donde ya van varios días consecutivos de protestas a pesar de que las Fuerzas de Seguridad están tratando de ahogarlas por todos los medios a su alcance. El fuego real mató una persona en Mezze y causó heridas a varias más.

Decenas de detenciones

En el conjunto del país murieron al menos nueve personas, según activistas de la oposición. Hubo protestas en distintas zonas; y en la provincia de Deir al Zor y en Damasco, las Fuerzas de Seguridad practicaron decenas de detenciones de personas que consideran sospechosas de participar en las protestas.

Mientras tanto, los bombardeos contra la ciudad de Homs, al norte de Damasco, continuaron por decimoquinto día consecutivo.

Continúan los bombardeos contra Homs por décimo día consecutivo

La artillería llegó a disparar hasta cuatro bombas por minuto, según un activista. Las tropas rodearon el barrio de Baba Amro, el más castigado de todos, y la artillería trata de debilitar a los rebeldes disparando indiscriminadamente. Con las bombas y el bloqueo, las tropas también se proponen impedir que entren suministros de armas para los rebeldes.

"Las tropas han cerrado Baba Amro y los bombardeos son una locura, pero no sé si se disponen a asaltar el barrio a causa de la nieve que está cayendo", dijo a Reuters el activista Mohammad al Homsi desde el interior de Homs.

"No hay electricidad y las comunicaciones entre los distintos barrios se han cortado, así que no podemos saber cuál es el balance de muertos", añadió el activista.

El viceministro de Exteriores chino se ve en la capital con Gobierno y oposición

Operaciones nocturnas

El viernes murieron al menos 13 personas en el barrio de Baba Amro. Los rebeldes se han hecho fuertes en su interior y por la noche realizan incursiones contra los soldados que durante el día han avanzado en dirección a Baba Amro, sin atreverse a entrar por temor a que los rebeldes les maten.

Amnistía Internacional dijo que ha obtenido pruebas que muestran la brutalidad del régimen. La organización citó a un sirio, del que no dio el nombre, que dijo que le habían destrozado una parte de la mano con explosivos por negarse a rezarle a una fotografía del presidente Bashar al Asad.

En la vertiente diplomática, el viceministro de Exteriores chino, Zhai Jun, se reunió en Damasco con las máximas autoridades sirias y con una delegación de la oposición.

China vetó junto con Rusia una resolución del Consejo de Seguridad que se presentó hace dos semanas en Nueva York y que condenaba al régimen sirio. Según chinos y rusos, el texto de aquella iniciativa abría el camino para una injerencia exterior en Siria.

Tras la reunión con Al Asad, Zhai hizo un llamamiento a todas las partes implicadas para que detengan inmediatamente las acciones violentas.

La televisión siria dijo que Pekín apoya la iniciativa de Al Asad de celebrar un referéndum constitucional el 26 de febrero, que será seguido por unas elecciones. La oposición ya ha rechazado la propuesta de Al Asad y exige su dimisión.

"La posición china es llamar al Gobierno, a la oposición y a los (grupos) armados a un cese inmediato de las acciones violentas", dijo Zhai. "China desea que se celebre el referéndum sobre el proyecto de Constitución y las elecciones parlamentarias", agregó.

Para Pekín, lo más importante es que Siria logre la "estabilidad" cuanto antes, puesto que sólo con estabilidad se podrán afrontar los retos futuros.

Implicación de Pekín

La diplomacia china parece estar muy interesada en resolver la crisis y en medios políticos sirios se destacó que el envío del viceministro Zhai indica que los chinos han decidido implicarse a fondo.

No obstante, sus gestiones difícilmente tendrán consecuencias, puesto que la oposición y Occidente se niegan a dialogar con el régimen de Damasco.

En cuanto a Al Asad, la televisión siria dijo que el presidente ha denunciado que la injerencia extranjera busca dividir al país. Al Asad no se refirió a la disputa que mantiene su país con Ankara sobre unos 40 agentes de los servicios de inteligencia turcos que han sido capturados recientemente por los sirios.

Damasco ha grabado las "confesiones" de algunos de ellos diciendo que han sido entrenados por el Mosad israelí y que han entrado en Siria para preparar atentados.

Uno de los agentes dijo que el Mosad ha entrenado en Jordania a los hombres de Al Qaeda que recientemente cometieron atentados suicidas en Siria.