Sábado, 18 de Febrero de 2012

"Cada vez veo más cerca mi final en '21 días'"

Adela Úcar estrena la cuarta temporada de este 'docushow'

ALEJANDRO TORRÚS ·18/02/2012 - 08:00h

ALEJANDRO TORRÚS - Adela Úcar conduce un carro de caballos en México. CUATRO

Cuatro estrena el lunes (0.15 horas) la cuarta temporada del docushow 21 días, la segunda desde que Adela Úcar sustituyó a Samanta Villar como cabeza visible de la producción. Sin embargo, la periodista ya da síntomas de cansancio y afirma que cada vez ve "más cerca" su final al frente del docushow. "No solamente es el tiempo que pasas fuera de casa, sino que, durante ese tiempo, no tienes ningún momento para ti. Son 24 horas al día durante 21 días. Si te toca beber, bebes. Si te toca no bañarte, no te bañas", señala Úcar.

Prueba de ello es el programa que da inicio a esta nueva temporada. Úcar ha viajado hasta México, o mejor dicho, hasta el siglo XIX, para vivir en primera persona la realidad de los menonitas, una rama religiosa del movimiento cristiano anabaptista que se caracteriza por su estilo de vida austero fuera de todo avance tecnológico. "Allí cada día es igual al anterior. Tienen unas costumbres diarias y semanales y todo el mundo vive de la misma manera. Los hombres trabajan en el campo y las mujeres en casa. Lavan la ropa el mismo día en el mismo sitio y todos cocinan de la misma manera", explica Úcar.

El primer programa versará sobre la vida en una comunidad menonita

Los menonitas viven aislados en colonias, apartados de los núcleos urbanos, sin luz eléctrica ni avances tecnológicos. Los hombres estudian hasta los 13 años y las mujeres hasta los 11, cuando pasan a ocuparse de las labores de casa. Su religión les prohíbe cantar, bailar, ver la televisión, escuchar la radio, incluso estudiar. "Lo más impactante para mí fue la negación del instinto de conocer del ser humano. Su religión considera que lo que no es menonita es potencialmente peligroso", apunta la periodista, quien no duda en señalar que es la comunidad "más sorprendente" que ha visto en su vida.

Y, precisamente, de este tema, Úcar sabe un rato. Tras ganar el concurso internacional de Discovery Channel Reel Race para jóvenes realizadores de documentales, pasó a presentar las guías televisivas Pilot-Lonely Planet para Discovery, con las que he recorrido medio mundo. Después llegó a Españoles por el mundo, con el que ha recorrido el otro medio. "No se puede comparar con nada. Cuando viajas a un país, puedes ver costumbres arraigadas con sus peculiaridades, pero esta comunidad ha sido más de lo que esperaba encontrar", afirma.

Sin embargo, el viaje a México no ha sido el único que Úcar ha realizado con vistas a la nueva temporada. La periodista también ha viajado hasta Perú. El objetivo: mostrar las condiciones de vida de los mineros buscadores de oro. "Vivíamos en pleno desierto en una comunidad minúscula de buscadores de oro artesanales. No había agua corriente, ni baños, ni cobertura. Estábamos en medio de la nada", recuerda Úcar, que señala que la sensación que el equipo se trajo de aquel programa fue de "mucha pena". "Es duro ver cómo vive la gente que busca oro y el contraste tan grande que hay con el dinero que este metal mueve en el mundo. Ojalá les cayera a ellos una parte de esa riqueza", añade.

"No hay ningún formato que sea tan exigente para el periodista"

"Lo tuyo no es lo mejor"

Estas dos nuevas aventuras son tan sólo algunos ejemplos de la exigencia de esteformato para Úcar. Experiencias que se unen a otras tan diversas como 21 días en el sadomasoquismo o en el alcohol. "A veces tienes que traspasar puntos que nunca habías pensado relacionados con la vergüenza y con el pudor. No hay ningún formato que sea tan exigente para el periodista como este", señala. Aunque Úcar saca de todo una lectura positiva: "Soy una mujer mucho más fuerte, que ha aprendido que lo tuyo no es siempre lo mejor", concluye.