Viernes, 17 de Febrero de 2012

Libertad bajo fianza de 50.000 euros para el 'Madoff español'

Germán Cardona Soler fue detenido y encarcelado en marzo de 2011 acusado de una estafa piramidal

EFE ·17/02/2012 - 13:47h

El ex responsable de Finanzas Forex, Germán Cardona Soler, detenido y encarcelado en marzo de 2011 acusado de una estafa piramidal con más de cien mil afectados que le valió el nombre de el Madoff español, se encuentra en libertad desde el pasado 14 de enero bajo una fianza de 50.000 euros, tal y como pidió la Fiscalía.

Cardona había sido enviado a prisión el 17 de marzo del año pasado por otro magistrado de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, que estaba de guardia cuando fue detenido y que posteriormente se inhibió en favor de Moreno, que instruía la causa.

En el auto de prisión, Ruz atribuyó a Cardona "la constitución de un sistema tipo 'ponzi' de distribución piramidal por la captación de clientes, cuyas supuestas rentabilidades se alimentaban de las aportaciones de nuevos clientes".

La estafa piramidal de la que Cardona está considerado el máximo responsable tiene más de cien mil afectados en 110 países y, a través de ella, se defraudaron supuestamente más de 300 millones de euros.

Según informó en marzo de 2011 la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, las investigaciones revelaron que lo que debía ser una plataforma dedicada a la inversión en el mercado de divisas se convirtió en un sistema defraudatorio de tipo piramidal por medio de una estructura de alcance internacional que captaba fondos de forma masiva para canalizarlos hacia el mercado Forex, el mercado internacional en el que se realizan operaciones de compra y venta de divisas las 24 horas del día, cinco días a la semana.

La Policía calcula que hay más de cien mil afectados en 110 países, entre ellos España, Colombia, México, Eslovenia, EE.UU, Francia, Ecuador, Croacia, Italia, Panamá, Bolivia, Argentina, Canadá, Perú, Islandia, Suiza, Puerto Rico, Venezuela y la República Dominicana.

Los estafadores ofrecían rentabilidades de entre un diez y un veinte por ciento mensual, si bien buena parte de los fondos captados no retornaban a los inversores, sino que se empleaban en realizar importantes operaciones inmobiliarias a nombre de testaferros y del propio responsable de Forex, blanqueando de esta forma los capitales estafados a sus víctimas.