Jueves, 16 de Febrero de 2012

Resbalón sin nieve

El Athletic cae en Moscú después de ir ganando 0-1 al descanso

A. L. MENÉNDEZ ·16/02/2012 - 20:10h

EFE - Fernando Llorente pelea por el control del balón con los jugadores del Lokomotiv de Moscú, el español Alberto Zapater, y Dmitri Tarasov. -

Los recovecos del Athletic de Bielsa son infinitos. Después de haber temido al frío y la nieve de Moscú, el conjunto bilbaíno triunfó con solvencia sobre los elementos y sufrió con el césped -artificial- limpio. Tanto, que desaprovechó una ventaja de 0-1 para terminar perdiendo 2-1. Lo que en el descanso era medio pase a octavos acabó convirtiéndose en una entrada para la obligatoria remontada en San Mamés.

El nuevo Athletic desplegó su poderío bajo la inicial tormenta de nieve. Lejos de encogerse, los muchachos de Bielsa se adaptaron a una superficie poco habitual cubierta por un fino manto blanco. Dominaron el encuentro, se adueñaron de la pelota y tuvieron varias ocasiones de gol hasta que llegó la maravilla de Susaeta. El centrocampista guipuzcoano resumió en una carrera prodigiosa todo el ideario que el entrenador argentino les ha inculcado: velocidad, atrevimiento, calidad y sentido vertical. Se deshizo de Yanbayev mediante un túnel, se adentró en el área, sentó a Belyayev con un regate cortante y regaló el balón a Muniain, quien selló la acción con la mejor rúbrica, el gol.

Caicedo, protagonista

La ventaja y, sobre todo, la imagen de superioridad ofrecida por el Athletic no podían anunciar lo que vino después. En el descanso, operarios del club ruso limpiaron el campo hasta devolverle su verde artificial. Luego, paradójicamente, el Lokomotiv se sintió más a gusto.

Quizás porque Caicedo, ecuatoriano con alma tropical, vio el cielo abierto. Hurgó en los problemas defensivos del conjunto vasco y fue protagonista principal de la remontada. Primero provocando un penalti más que dudoso. Luego aguardando en el centro del área, como los delanteros con verdadero instinto, el error de Amorebieta en un despeje de manual. El balón venía a media altura desde la izquierda, el central pateó al aire y la pelota cayó a los pies del exjugador del Levante, que no se lo pensó y culminó la victoria.

Para entonces, la nevada arreciaba de nuevo. Toca remangarse en San Mamés.

Ficha del partido

2 - Lokomotiv Moscú: Guillerme; Shiskin, Belyayev, Burlak, Yanbáyev; Torbinsky (Obinna, m.67), Zapater, Glushakov (Ozdoev, m.88); Maicon (Sichov, m.89), Tarásov y Caicedo.

1 - Athletic Bilbao: Iraizoz; Iraola, Javi Martínez, Amorebieta, Aurtenetxe (David López, m.78); Iturraspe, De Marcos, Herrera; Susaeta, Llorente y Muniaín.

Goles: 0-1,m.35: Muniaín. 1-1, m.61: Glushakov (penalti). 2-1, m.71: Caicedo.

Árbitro: Ovidiu Alin Hategan (RUM). Amonestó a Maicon, Torbinsky, Aurtenetxe y Guillerme.

Incidencias: partido de ida de los dieciseisavos de final de la Liga Europa disputado en el estadio olímpico Luzhnikí ante unos 15.000 espectadores.