Jueves, 16 de Febrero de 2012

Tàpies, origen y final de la visita de los príncipes de Asturias a ARCO

EFE ·16/02/2012 - 07:49h

EFE - Los príncipes de Asturias ante la obra "Principiel", de Antoni Tàpies (1989), mientras escuchan las explicaciones de Toni Tàpies, hijo del artista recientemente fallecido. Los príncipes visitaron hoy, en Madrid, durante dos horas a la Feria Internacional de Arte Contemporáneo (ARCO).

Los príncipes de Asturias inauguraron hoy la Feria Internacional de Arte Contemporáneo (ARCO) de Madrid con una visita de dos horas, que tuvo como origen y final sendas obras de Antoni Tàpies, recientemente fallecido en Barcelona.

Don Felipe y doña Letizia llegaron a las doce del mediodía al recinto ferial de IFEMA, dónde fueron recibidos por el ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert; por el director de la feria, Carlos Urroz; por los responsables de IFEMA y por los de museos e instituciones del mundo del arte.

Rodeados de numerosos visitantes que se encontraban en ARCO, los príncipes iniciaron el recorrido por los pabellones 8 y 10 de la feria de Madrid, visitando en primer lugar la galería madrileña de Moriarty, en la que se interesaron por unas fotografías de Chema Madoz.

Desde allí y casi al inicio del recorrido, acudieron a la galería Lelong, en la que se detuvieron ante "Principiel", un cuadro de Tàpies de grandes dimensiones pintado por el artista catalán en 1989.

Los príncipes se acercaron al arte contemporáneo, que este año tiene a los Países Bajos como invitado, de la mano de los responsables de galerías de varios países, con un recorrido en el que, entre otros, visitaron los expositores de Fucares y Soledad Lorenzo, dónde dialogaron con la galerista sobre algunas de las obras expuestas.

En su recorrido por la feria, saludaron a Manuel Segade, comisario de la sección "Opening", dirigida a galerías europeas con menos de siete años de trayectoria, así como al embajador de Holanda en España, Peter Paul Van Wulfften, y a Xander Karskens, comisario de las galerías neerlandesas que participan en el programa de ARCO como país invitado.

Karskens acompañó a don Felipe y doña Letizia en su itinerario por las galerías de Amsterdam "Ellen de Brujne", "Anne Gelink" y "Martin Van Zomeren", durante el cual les ofreció detalles del arte y artistas emergentes procedente de Holanda.

Fuera de programa, los príncipes se acercaron al estand de los diarios "El Mundo", dónde contemplaron una obra de Kepa Garraza en la que el artista se cuestiona sobre la fama en la creación artística; de "ABC", para conversar con su presidenta y editora, Catalina Luca de Tena; y de "El País", en el que saludaron a su director, Javier Moreno, y presenciaron la obra de un grafitero.

Otras paradas de los príncipes por ARCO fueron frente a las esculturas "Metálica", de Ana Laura Aláez, y la emblemática "Marrachech'soul", de grandes dimensiones, de Jaume Plensa, frente a la cual se fotografiaron.

En "Ivorypress", atendieron a las explicaciones de su fundadora y directora, Elena Ochoa, quien les ofreció detalles sobre la obra "Cuarteto rebelde", del dúo cubano "Los carpinteros", en la que los artistas representan cuatro instrumentos disueltos en pintura.

En la misma galería contemplaron las obras del disidente chino Ai Weiwei, artista comprometido que cuenta en esta edición de ARCO con seis piezas.

La anécdota del recorrido la protagonizaron unos vecinos de Lorca (Murcia) que quisieron agradecer a los príncipes su visita al municipio tras el terremoto de mayo del año pasado, a lo que estos respondieron interesándose por las obras de reconstrucción de la localidad.

"Nos han preguntado cómo avanzaban las obras de reconstrucción", aseguraron a Efe estos vecinos, tras mantener una breve conversación con los príncipes.

Don Felipe y doña Letizia pasearon también por la zona de ARCO destinada a Latinoamérica, en la que conversaron con los distintos comisarios, y quisieron terminar su visita a la 31 edición de la feria de arte contemporáneo como la habían empezado, ante una obra de Tàpies.

"Mans", realizada por el artista catalán en 2011 y una de las últimas obras de Tàpies, fue mostrada a los príncipes por su hijo Toni, presente en la feria con una galería, en la que este agradeció las muestras de apoyo de la Casa Real ante el reciente fallecimiento de su padre.

Concha Carrón.