Jueves, 16 de Febrero de 2012

El BCE insiste en la necesidad de cumplir los objetivos fiscales impuestos

El organismo europeo recomienda flexibilizar el mercado laboral, entre otras medidas

PÚBLICO.ES/ AGENCIAS ·16/02/2012 - 11:26h

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE). AFP PHOTO / EMILY WABITSCH

El Banco Central Europeo deja claro en su último Boletín mensual, correspondiente al mes de febrero, que es necesario que todos los países de la zona euro cumplan con los objetivos fiscales establecidos para 2012.

En el caso de España, el objetivo de déficit que impone Bruselas es del 4,4%. Tanto Mariano Rajoy como sus ministros económicos han insistido en que España cumplirá con ese tope, pese a que los datos que se manejan hacen creer que será casi imposible alcazarlo a finales de año. Este objetivo se verá reflejado en los presupuestos generales del Estado que el Gobierno presentará los presupuestos finales en marzo, desoyendo los consejos de Bruselas para que los presente cuanto antes sin esperar a los resultados de las elecciones andaluzas. 

El BCE indica que es fundamental combinar la disciplina fiscal con reformas estructurales para conseguir reforzar la confianza y así proporcionar un entorno favorable al crecimiento sostenible. En esta publicación se insiste que "todos los Gobiernos del euro deben seguir haciendo todo lo posible por asegurar la sostenibilidad fiscal".

Sobre las reformas estructurales, el BCE recomienda mejorar la flexibilidad salarial, reducir la rigidez de los mercados de trabajo y fomentar la competencia en los mercados de productos, principalmente el de los servicios. Este organismo cree que las reformas detalladas son "esenciales" para mejorar la capacidad de ajuste y la competitividad de los países de la zona euro. Con todo ello, de pretende reforzar las perspectivas de crecimiento  y de creación de empleo.

En España, el Gobierno se ha adelantado a algunas de estas recomendaciones. La ministra de Empleo, Fátima Bañez, anunció la reforma laboral, tan "extremadamente agresiva" como le adelantaba Luis de Guindos al comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn. El abaratamiento del despido y la aplicación de expedientes de regulación de empleo (ERE) sin necesidad de obtener el visto bueno de la autoridad laboral son dos de las medidas más llamativas de esta nueva reforma.

Angela Merkel ya felicitó a Rajoy y puso como ejemplo la reforma laboral como las medidas para salir de la crisis.

Finalmente, el BCE publica en su boletín que se prevé que la inflación en la zona euro se mantenga por encima del 2% en los próximos meses, "antes de descender por debajo de dicha tasa". Espera que la economía de la eurozona se recupere de forma "muy gradual" durante 2012, encontrando los primeros indicios de estabilización a final del ejericio.

Noticias Relacionadas