Jueves, 16 de Febrero de 2012

Corea del Norte llora y ensalza al difunto Kim Jong-il en su 70 aniversario

EFE ·16/02/2012 - 05:53h

EFE - Fotograma tomado de la televisión oficial norcoreana hoy que muestra el desfile militar frente al Palacio de Kumsusan en Pyongyang (Corea del Sur), celebrado con motivo del 70 aniversario del nacimiento del ya fallecido líder norcoreano Kim Jong-il.

Corea del Norte conmemoró hoy el 70 aniversario del nacimiento de Kim Jong-il entre el luto por su muerte hace dos meses y el ensalzamiento de la figura del dictador, a quien sucedió su hijo menor Kim Jong-un.

Un desfile militar masivo frente al palacio de Kumsusan en Pyongyang, donde descansan los restos del fallecido líder y de su padre y fundador del país, Kim Il-sung, fue el acto principal de la jornada, difundido por la estatal Televisión Central de Corea del Norte (KCTV).

Las imágenes de la KCTV mostraron a miles de soldados norcoreanos alineados en ordenadas filas mientras diversas autoridades pronunciaban discursos de alabanza a la dinastía Kim.

Siguió una solemne marcha militar en la que varios carros de combate y vehículos del Ejército acompañaron a los efectivos, que con perfección milimétrica ejecutaron sus pasos frente al santuario, rebautizado hoy como "Palacio de Kumsusan del Sol".

Enfundado en un abrigo negro, el joven sucesor presidió el desfile, al que globos, flores y fuegos artificiales dieron una nota de color en un día tan soleado como gélido, con el termómetro constantemente bajo cero.

Los militares juraron, una vez más, fidelidad absoluta al nuevo líder de Corea del Norte, que mantuvo casi todo el tiempo su habitual gesto hierático y, como de costumbre, no pronunció una sola palabra.

Además, desde primera hora miles de ciudadanos presentaron sus respetos al fallecido Kim Jong-il en la monumental plaza Kim Il-sung, además de ante las nuevas estatuas ecuestres levantadas en honor de ambos esta semana y en diversos monumentos a lo largo de esta urbe de más de 3 millones de habitantes.

Entre llantos y reverencias los fieles seguidores del difunto líder realizaron ofrendas florales con la hoy omnipresente "kimjongilia", un tipo de begonia especialmente creada años atrás para honrar a Kim Jong-il en el día de su cumpleaños, denominado "Día de la Estrella Brillante".

La inesperada muerte del dictador en diciembre abrió una nueva etapa en Corea del Norte, la de su hijo menor y sucesor, Kim Jong-un, que a sus menos de 30 años aparentemente se ha consolidado en el poder como líder absoluto del país.

El nuevo "comandante supremo" del Ejército norcoreano ha mostrado su voluntad de dar continuidad a la política denominada "Songun" -consistente en priorizar el sector militar- iniciada por su padre.

La política de "los militares primero" aplicada por Kim Jong-il ha convertido al Ejército de Corea del Norte en uno de los más numerosos del mundo, con más de un millón de tropas regulares en un país de menos de 25 millones de habitantes, y ha agilizado el desarrollo de armas nucleares.

Precisamente, la inclusión de Corea del Norte en la lista de países con armamento nuclear fue esta semana uno de los principales logros que los medios estatales atribuían a Kim Jong-il en su campaña de propaganda, orientada a enaltecer la figura del conocido como "querido líder".

Kim Jong-il asumió el mando de Corea del Norte tras la muerte en 1994 de Kim Il-sung y permaneció 17 años al frente del régimen hasta fallecer hace dos meses, a los 69 años, de un infarto de miocardio.

Tras su etapa en el poder, Kim Jong-il ha dejado como legado un país aparentemente unido gracias al férreo control de la información y a la hegemonía del Ejército, pero también una economía estancada que desde hace años causa serias carencias alimentarias entre la población.

A pesar de esto, el aparato propagandístico del régimen ha proclamado que Corea del Norte se convertirá en una potencia económica en 2012 con motivo de los cien años del nacimiento de su fundador, Kim Il-sung.

El centenario de quien instauró las bases del ortodoxo sistema comunista norcoreano, que tendrá lugar el 15 de abril, será el acontecimiento más señalado del calendario de este año en un país caracterizado por el culto extremo a la personalidad de sus líderes.

Por Atahualpa Amerise.