Jueves, 16 de Febrero de 2012

España, a un paso de la recesión, tras caer su PIB un 0,3%

Pese a la caída registrada en el cuarto trimestre de 2011, la economía creció un 0,7% en todo 2011. La recaída del consumo de los hogares y la contracción del gasto público, las claves

AGENCIAS/PÚBLICO.ES ·16/02/2012 - 09:05h

España se asoma nuevamente a la recesión económica tras registrar en el cuarto trimestre de 2011 una caída trimestral del PIB del 0,3%, trayectoria que, según analistas, instituciones y expertos, continuará en los próximos meses. Así, se espera que la economía española entre otra vez en recesión técnica (dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo) en el primer trimestre de 2012.

El PIB creció un 0,7% en términos interanuales en el último trimestre de 2011

Pese a la caída intertrimestral registrada en el cuarto trimestre de 2011, el PIB ha crecido un 0,7% en el conjunto del año 2011, tras sendos retrocesos en los dos años precedentes, según los datos de la Contabilidad Nacional publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y cuyo avance ya adelantó el pasado 30 de enero.

Estos datos también confirman lo que apuntaba ayer la oficina de estadística europea, que también confirmaba que la economía tanto en la eurozona como en el conjunto de la UE habían caído un 0,3% en el último trimestre de 2011. Este decrecimiento venía empujado por los datos negativos de Alemania, España, Estonia y Austria.

De los grandes países europeos, tan solo Francia logró escapar del decrecimiento, ya que logró tener un PIB positivo del 0,2%. Sin embargo, varios países como Bélgica, Holanda e Italia ya entraron en recesión en ese periodo. Fuera de la eurozona, Reino Unido aceleró su crecimiento interanual, desde el 0,5% al 0,8%.

El consumo doméstico y la contracción pública

Estos tres meses finales de 2011 se han visto lastrados por varios factores. La recaída del consumo de los hogares, que ha registrado un retroceso interanual del 1,1 %, y la mayor contracción del gasto público (3,6 %) y de la inversión empresarial (6,2 %).

El empleo de la economía, medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, descendió a un ritmo del 3,3%, un punto y tres décimas superior al del tercer trimestre, lo que supone una reducción neta de casi 570.000 puestos de trabajo en un año. 

La demanda exterior ha aumentado su contribución positiva al PIB del último trimestre de 2011, pasado de 2,2 a 3,2 puntos, como consecuencia fundamentalmente del notable descenso experimentado por las importaciones (5,9 %), dado que el ritmo de crecimiento interanual de las exportaciones se ha ralentizado (5,2 %).

Frente a la fortaleza del sector exterior, la demanda nacional ha agudizado su caída y ha tenido una aportación negativa al PIB de 2,9 puntos.

La remuneración de los asalariados ha decrecido el 2,1%La recaída interanual del consumo privado se explica porque el principal recurso de los hogares, la remuneración de los asalariados, ha decrecido el 2,1 %, aunque el INE dice que el comportamiento contractivo de las familias es también consecuencia de la caída de la confianza.

Respecto al ajuste en las administraciones públicas, la reducción del gasto es mayor en la compra de bienes y servicios que en la remuneración de los asalariados.

La formación bruta de capital fijo (inversión) ha acentuado su decrecimiento, sobre todo por un peor comportamiento de la inversión en construcción, que cayó el 8,2 %, mientras que la demanda de bienes de equipo se contrajo el 2,7 %.

Del lado de la oferta, la actividad en la industria ha recaído (0,4%) después de seis trimestres consecutivos de crecimiento, en tanto que la construcción ha registrado una caída aún mayor que en el trimestre precedente (3,7%). En el sector servicios y la agricultura la actividad ha seguido creciendo, aunque a menor ritmo: el 0,9  y el 0,3%, respectivamente.

Noticias Relacionadas