Miércoles, 15 de Febrero de 2012

El presidente de Honduras destituye al director del sistema penitenciario

Porfirio Lobo suspende además al encargado de la prisión donde han fallecido más de 350 presos para garantizar una investigación con "total transparencia"

PÚBLICO.ES / EFE ·15/02/2012 - 18:59h

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, ha decidido destituir de forma "preliminar" al director del sistema penitenciario del país y al responsable de la Granja Penal de Comayagua, donde han muerto en un incendio más de 350 presos, para garantizar una investigación con "total transparencia".

El secretario de Seguridad, Pompeyo Bonilla, ha adelantado que el fuego ha podido encadenarse tras un cortocircuito. "Haremos toda la investigación para determinar qué fue lo que provocó esta lamentable e inaceptable tragedia y deducir las responsabilidades", ha declarado Lobo en un mensaje emitido por radio y televisión.

La cifra de muertos en el siniestro puede elevarse a 357, según el portavoz del Ministerio Público. Sin embargo, Melvin Duarte, el titular de Seguridad ha dicho que hasta ahora sólo se ha confirmado 272 fallecidos. Varios de los heridos han regresado ya a la prisión después de haber sido atendidos en diferentes hospitales.

Enfrentamientos con la policía

Numerosos familiares de presos siguen ante el recinto esperando alguna respuesta. "Me duele pensar que mi hermano esté muerto, pero tengo que esperar a que las autoridades confirmen", ha explicado uno de ellos, mientras otro se desesperaba al no encontrar a su hermano entre los heridos en el hospital.

"Me duele pensar que mi hermano esté muerto, pero tengo que esperar a que las autoridades confirmen"

La tensión de la espera ha derivado en momentos de tensión con enfrentamientos entre familiares que han lanzado piedras y objetos a los agentes para tratar de evitar que los restos de las víctimas mortales fueran llevados a Tegucigalpa donde se les practicará la autopsia. Finalmente, el Gobierno ha reconocido que un grupo de familiares consiguió llegar hasta el interior de la cárcel. 

El presidente hondureño ha enfatizado que se hará "una investigación independiente con figuras de mucha autoridad moral con el acompañamiento y observación internacional". "Este es un día de profundo dolor para Honduras, lamentamos profundamente lo sucedido y quiero expresar mi solidaridad con los familiares de los compatriotas que perdieron la vida en el centro penal de Comayagua", dijo.

Lobo: "Este es un día de profundo dolor para Honduras" 

A esa investigación anunciada por Lobo, se unirá una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que viajará a Honduras, a petición de la Organización de Estados Americanos (OEA) en boca de su secretario general, José Miguel Insulza, para investigar "los sucesos que desembocaron en la tragedia carcelaria".

Esa delegación de la CIDH, entidad autónoma de la OEA que vela por el respeto a los derechos humanos, incluiría al Relator para las Personas Privadas de Libertad, Rodrigo Escobar. Además, esa misión deberá presentar un "informe exhaustivo" al Gobierno hondureño y a la OEA sobre el incendio.

El sistema penitenciario de Honduras consta de 24 centros en condiciones de hacinamiento, según ha reconocido el Gobierno del presidente Lobo, quien en julio de 2010 decretó la "emergencia" en el sector para agilizar los recursos necesarios para su mejora. En un incendio en mayo de 2004 murieron quemados 107 reos del presidio de San Pedro Sula, en el norte de país, mientras que en abril de 2003 fueron asesinados en una reyerta 66 presos y tres mujeres que estaban de visita, entre ellas una niña, en la Granja Penal de El Porvenir, en el Caribe.

Noticias Relacionadas