Miércoles, 15 de Febrero de 2012

Dívar lamenta inhabilitación de Garzón y defiende la "honestidad" de los jueces

EFE ·15/02/2012 - 14:32h

EFE - El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar. EFE/Archivo

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, ha defendido hoy en Pamplona la "profesionalidad y honestidad" de los jueces españoles y, tras "lamentar" la inhabilitación de Baltasar Garzón, la ha justificado como la "verdadera actuación de la justicia".

En declaraciones a los periodistas a su llegada a la Universidad de Navarra para ofrecer una conferencia, Dívar ha reiterado su rechazo a opinar sobre la sentencia, pues hacerlo le convertiría en "juez de jueces", aunque ha dicho: "No voy a ocultar que lo lamento, porque siento el afecto a todo compañero de la carrera judicial".

Sin embargo, ha asegurado que la sentencia de inhabilitación para el juez Baltasar Garzón por las escuchas del 'caso Gürtel' se deriva de un proceso que ha tenido "todas las garantías que existen en nuestra legislación".

También ha señalado que Garzón tiene ahora todas las posibilidades de acudir a otros tribunales con jurisdicción distinta, como el Tribunal Constitucional o el Tribunal de Estrasburgo, pero ha insistido en la "legalidad absoluta y cristalina" del proceso y ha defendido a los siete jueces del tribunal como "honestos, profesionales y competentes".

Así, la sentencia es "la verdadera actuación de la justicia, como se hace en todos los casos", también en el de Iñaki Urdangarín, el marido de la infanta Cristina que en pocos días declarará como imputado en el 'caso Nóos', sobre el que ha apoyado las palabras del propio rey don Juan Carlos de que "todo el mundo es igual ante la ley".

Respecto a este asunto, ha señalado que el duque de Palma "ha sido llamado en calidad de imputado, ha sido fijado un día para su declaración, va a acudir a la declaración, va a ser recibido por el juez, el fiscal hará las preguntas y el defensor las suyas: exactamente igual que todos dentro de un procedimiento".

Preguntado sobre la no citación de la infanta Cristina como testigo, Dívar ha eludido "considerar nada" de un proceso abierto, en el que, en cualquier caso, ha defendido que el juez "es absolutamente libre, independiente e inamovible", como cualquier juez en España.

"Nuestra verdadera obligación es la del respeto a las decisiones judiciales", ha subrayado Dívar.

Preguntado sobre la posibilidad de que estos procesos judiciales distancien a la justicia de la sociedad, ha reconocido su preocupación por "la imagen" que se da de la justicia y el "descrédito" que se hace de muchos jueces, a quienes ha defendido y de quienes ha valorado el trabajo que hacen con los medios con los que cuentan.

Al respecto, ha recordado que el pasado año se produjeron en España más de 9 millones de resoluciones judiciales, de las cuales más de un millón eran sentencias, pero "objeto de controversia" solo han sido una veintena.

Por ello, ha considerado "lamentable" que en algunas ocasiones se produzca una "disociación" entre los medios de comunicación, la opinión pública y la imagen de la justicia, ya que "muchas veces se siguen procedimientos paralelos, sin conocimiento exacto ni de las leyes ni del asunto en sí".