Miércoles, 15 de Febrero de 2012

"Me siento aliviada, satisfecha y feliz"

Gemma Mengual asume con naturalidad su retiro a los 34 años

RUT VILAR ·15/02/2012 - 14:16h

Una versión de Yesterday interpretada por Ray Charles y la cantinela de su hijo Nil, reclamando constantemente la atención de su madre, sirvieron este miércoles como banda sonora de la última coreografía de Gemma Mengual. La nadadora más laureada del deporte español se jubila pocos días después de que lo hiciera su padre. Él, "tras 40 años de trabajo y sin cámaras ni micrófonos", reveló Mengual. Ella, dos décadas después de que sus progenitores la llevaran por primera vez al Club Natación Kallipolis, donde dio sus primeros pasos en la sincronizada junto a Irina Rodríguez y Paola Tirados; con más de 90 medallas en su haber, y envuelta en una gran expectación mediática, como merece el adiós profesional a una deportista de bandera.

Mengual apareció por el Museu Melcior Colet, donde tuvo lugar el acto, sonriente. "Contenta y emocionada confesó satisfecha y feliz". "Me retiro con la sensación de que todo lo que le podía dar a este deporte, ya se lo he dado", abundó, serena. "Cuando el deportista lo ve claro y toma una decisión como esta, se siente aliviado y feliz", prosiguió, restando dramatismo al asunto.

De hecho, Gemma Mengual no dejó este miércoles de sonreír, quizá la locuacidad de su retoño, de poco más de 1 año, la ayudó a pasar los momentos del mal trago. "La vida de un deportista de élite es muy dura", reivindicó. Y ahora sus prioridades son otras.

"El pasado diciembre, cuando Enric [su pareja] y Nil me llevaban al aeropuerto para partir rumbo a mi última competición, me di cuenta de que esto ya no me hacía ilusión, no me llenaba. Entonces, hice el click", reveló la nadadora, "cansada" de la exigencia del deporte de alto nivel.

Mengual se retiró para ser madre a finales de 2009 y se reincorporó a los entrenamientos del equipo español en octubre de 2011 "tenía el gusanillo de volver", dijo. Quería preparar los que hubiesen sido sus cuartos Juegos Olímpicos tras Sídney, Atenas y Pekín.

"No me sabe mal no ir", afirmó este miércoles sobre Londres, sin descartar su incorporación al cuerpo técnico del combinado que dirige Anna Tarrés, a quien la nadadora se mostró especialmente agradecida.

"A largo plazo sí me veo ligada a este deporte, quizá entrenando a futuras promesas, pero ahora mismo tengo un camino por delante que no sé dónde me llevará", señaló la protagonista.

Lo mejor, el podio olímpico

Puestos a elegir un momento que haya marcado su exitosa carrera, Mengual se queda con los Juegos Olímpicos. "Subir al podio fue para mí una culminación", reconoció la doble medallista (ambas platas) en Pekín 2008.

Aún así, arropada por su familia, el equipo, algunos amigos y Fernando Carpena y Enric Bertrán, presidentes de la federación española y catalana de natación, respectivamente, e Ivan Tibau, secretario general del Deporte de la Generalitat, la nadadora destacó: "Lo importante no son las medallas, sino el camino que debes de recorrer para alcanzarlas".

Gemma sabe que la sincronizada española queda en buenas manos. Sin ella, el combinado, liderado ahora por Andrea Fuentes y con Clara Basiana, Alba Cabello, Ona Carbonell, Marga Crespi, Thais Henríquez, Paula Klamburg e Irene Montucchio, logró seis preseas en el mundial de Sanghai. "Me voy de la sincro satisfecha porque ahora es mejor que hace 30 años. De la mano de Anna Tarrés y una excelente generación reinventamos este deporte", concluyó Mengual.