Miércoles, 15 de Febrero de 2012

¿El Arco del triunfo?

La 31ª edición de la feria de arte se inaugura hoy en Madrid con más de 200 galerías de una treintena de países presentes

PÚBLICO.ES/ REUTERS ·15/02/2012 - 12:19h

La feria Arco, que abre sus puertas en Madrid a los profesionales hasta el viernes y podrá ser visitada por el público hasta el 19 de febrero, regresa con el mismo objetivo que el año pasado, y el otro, y el otro: vender más.

Algo más de 200 galerías de una treintena de países estarán presentes en la trigésimo primera edición de una muestra que además de una amplia oferta expositiva —unos 3.000 artistas— aspirar a reflexionar sobre el arte: de dónde viene, dónde está y hacia dónde se dirige.

"El arte contemporáneo es un derecho y no un lujo, todos tendríamos que ver buenas exposiciones en museos bien gestionados", señala el director de ARCO, Carlos Urroz.

Algunos expertos critican que, con el embate de la crisis, se ha intentado contrarrestar las dificultades para colocar obras buscado cuadros, esculturas y estructuras más espectaculares.

En esta edición, uno de las protagonistas de la feria será el cuadro de Francis Bacon Study from the Human Body. Figure in movement, que está valorado en 11,4 millones de euros y se exhibe en la galería Marlborogh.

Franco cuesta 35.000 euros

Esta pieza será la más destacada, pero la más polémica es una escultura del artista español Eugenio Merino que retrata al dictador Francisco Franco en una maquina frigorífica de bebidas. Always Franco, a la venta por unos 35.000 euros, quiere mostrar la permanencia del dictador en la memoria colectiva de los españoles, como demuestran procesos judiciales recientes como el de la memoria histórica o la controversia respecto al futuro del Valle de los Caídos.

"Franco es un tema del que se habla constantemente y no tratarlo es una forma de eludir algo importante para un artista", ha explicado Merino en declaraciones recogidas por diversos medios. "Al principio barajé incluir a Mao Zedong, pero no funcionaba tan bien. Franco en una nevera es la imagen de su permanencia en nuestra cabeza", añadió el artista.