Miércoles, 15 de Febrero de 2012

Más de 350 muertos en un incendio en una cárcel de Honduras

Según los medios locales el fuego se originó anoche tras un motín. Cientos de presos también han resultado heridos

PÚBLICO.ES ·15/02/2012 - 10:37h

Más de 350 presos de la cárcel hondureña Granja Penal de Comayagua, en la zona central del país, murieron calcinados anoche tras originarse un fuego en el presidio. En lo que supone una tragedia nacional, una treintena de reos tuvieron que ser evacuados hacia hospitales de Comayagua y Tegucigalpa para ser atendidos por heridas de diversa consideración.

En un primer momento se habló de un centenar de fallecidos, una cifra que el Comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, ha elevado posteriormente a al menos 356. En el centro penitenciario había 853 reos, muchos más de los que permite la prisión.

Se desconoce las causas del incendio, aunque el diario La Tribuna baraja dos posibilidades: la primera apunta a un motín entorno a las 22.50 horas de ayer (6.55 horas de la mañana en la península), mientras que la segunda habla de un ajuste de cuentas entre presos. Según el portavoz de la Secretaría de Seguridad las autoridades investigan una tercera vía: que el incendio se debiera a un cortocircuito.

Los bomberos no pudieron acceder a la instalación hasta las 11.30 horas lo que, combinado con el hecho de que, como denuncian muchos parientes de las víctimas, las autoridades del centro penitenciario se demorasen en abrir las celdas, pudo contribuir a elevar la cifra de fallecidos.

En la cárcel había 853 reos, una cifra que supera ampliamente la capacidad de la prisión

"Hay muchos cuerpos apilados en el interior de los módulos que seguramente intentaban pero no pudieron escapar del fuego, son cosas que se pueden apreciar", dijo el portavoz de los Bomberos, Jousé García, a la Agencia EFE, quien explicó que cada una de las dos naves de la cárcel tiene cinco celdas. Según La Tribuna, las celdas de los módulos 6, 7, 8, 9 y 10 fueron las más afectadas.

Los medios hondureños indican también que es posible que muchos de los presos lograran escapar del fuego por el techo, situación que habría sido aprovechada por algunos para escapar de la cárcel.

Casos anteriores 

El 17 de mayo de 2004, unos 107 reos murieron quemados en un incendio en el presidio de San Pedro Sula, norte, la segunda ciudad del país. Entonces el suceso fue atribuido a un fallo estructural de la prisión, que en la práctica afecta a todo el sistema penitenciario de Honduras, informa EFE.

El 5 de abril de 2003, unos 66 reclusos y tres mujeres, incluida una menor de edad, que visitaban familiares en la Granja Penal de El Porvenir, cercana a la caribeña ciudad de La Ceiba, murieron en una matanza que se produjo entre reos miembros de pandillas y otros presos comunes.