Miércoles, 15 de Febrero de 2012

Santamaría afirma que el único empresario que unilateralmente bajó los sueldos fue Zapatero

EFE ·15/02/2012 - 09:50h

EFE - La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. EFE/Archivo

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha negado hoy que la reforma laboral abarate el despido o abra la puerta a bajadas salariales, y ha recurrido a la gestión del anterior Gobierno para reseñarlo: "el único empresario que unilateralmente bajó los sueldos" fue José Luis Rodríguez Zapatero.

En la sesión de control celebrada en el Congreso, ha continuado en esta línea la número dos del Ejecutivo al recordar que la reforma laboral que verdaderamente abarató el despido fue la anterior, la del PSOE, pues ha provocado más de cinco millones de parados. "Ése es el despido fácil", ha concluido.

Con estas declaraciones ha respondido la vicepresidenta a la primera pregunta de Soraya Rodríguez como portavoz del grupo socialista.

La nueva portavoz de los diputados del PSOE ha criticado la reforma laboral del Gobierno por cuanto supone "una involución" de los derechos de los trabajadores y una ruptura de la cohesión social.

A su juicio, se trata de "una verdadera contrarreforma injusta y desequilibrada" que, entre otras razones, abarata el despido, acaba con la negociación colectiva y deja entreabierta la puerta de la bajada de sueldos en las empresas.

Tales objetivos se han vuelto en contra de las promesas electorales del PP, ha espetado Rodríguez, y ha recordado en este sentido unas palabras de la propia vicepresidenta cuando lideraba el grupo popular: según ha dicho, Sáenz de Santamaría expresó entonces su oposición a una reforma laboral que salió adelante sin diálogo social y abaratando el despido.

También ha citado al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, pues, según sus palabras, manifestó que su modelo de reforma laboral estaría inspirado en las más de 70 enmiendas que los populares presentaron al anterior proyecto socialista, pero "de esas enmiendas ni rastro" en el modelo del Gobierno.

Además, con ironía, ha recomendado a la vicepresidenta que haga las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros los sábados y no los viernes, pues así permitirá a la oposición contrastar sus palabras con las medidas que recoge el BOE.

Porque, para la portavoz del PSOE, Sáenz de Santamaría mintió el pasado viernes al ocultar que su reforma lleva implícita la bajada de los salarios.

"Han dicho la verdad, sí, pero a micrófono cerrado, pues se trata de una reforma agresiva que provocaría una huelga general; éste no es un instrumento para crear empleo y esta reforma debilita los derechos de los trabajadores, así como la cohesión social de este país", ha concluido Rodríguez.

Sáenz de Santamaría ha replicado que la oposición del PSOE parece que se caracterizará por la descalificación y no por los argumentos.