Martes, 14 de Febrero de 2012

El Empire State Building acoge por San Valentín las primeras bodas homosexuales

EFE ·14/02/2012 - 19:08h

EFE - Vista general de la punta del edificio Empire State es iluminado con los colores del arco iris, en honor a la semana del Orgullo Gay, el pasado mes de junio de 2011, en Nueva York. EFE/Archivo

El emblemático Empire State Building de Manhattan acogió hoy, con motivo de la celebración de San Valentín, dos bodas homosexuales, las primeras que se celebran en lo alto del histórico rascacielos desde que Nueva York aprobó el pasado junio el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Stephanie Figarelle y Lela McArthur, una pareja de mujeres de Alaska, y los neoyorquinos Phil Fung y Shawn Klein fueron los protagonistas de las dos primeras bodas homosexuales que acoge en sus más de cien años de historia el icónico edificio neoyorquino.

Ambas parejas y otras dos más heterosexuales ganaron un sorteo a través de internet para darse el "sí quiero" en el mirador más popular de Manhattan, coincidiendo con el día de los enamorados, una celebración de gran arraigo entre los estadounidenses.

Figarelle y McArthur se conocieron mientras ambas estudiaban en la Universidad de Alaska y ahora trabajan como entrenadoras personales en la ciudad de Anchorage, la mayor del gélido estado, y aprovecharon su primera visita a la Gran Manzana para casarse.

Figarelle, de 29 años, lució un elegante traje negro, mientras que su esposa, de 24 años, se enfundó un tradicional traje blanco de novia con cola incluida.

Tras ellas también este San Valentín se casaron Fung y Shawn Klein, quienes comparten su vida desde hace más de 18 de años y quienes ahora son los primeros neoyorquinos homosexuales que han contraído matrimonio en lo alto del Empire State.

Este 14 de febrero se casaron también ahí dos parejas heterosexuales, una de ellas compuesta por una mexicana y un peruano que actualmente viven en Connecticut.

Se trata de Paula Cubero y Enrique Catter, quienes se conocieron en Nueva York y planearon una boda en México que tuvo que ser cancelada ante la epidemia de gripe A de 2009.

La pareja espera ahora el que será su primer hijo -Paula está embarazada de cuatro meses- y está "muy contenta y feliz", según explicaron en declaraciones a Efe, de poder casarse ante sus familiares y sus amigos "en la ciudad en la que se enamoraron a primera vista".

"Allí arriba sentimos muchas cosas, muchos sentimientos al mismo tiempo. Nos sentimos muy privilegiados de haber estado aquí, en un lugar tan único en el mundo, y haberlo podido disfrutar con nuestras familias", explicó Catter.

También se casaron Angela Vega y Lubin Masibay, de San Francisco (California), quienes se reconocen amantes de la película "Sleepless in Seattle" ("Algo para recordar"), por lo que están "entusiasmados" por casarse en uno de los escenarios del filme protagonizado por Tom Hanks y Meg Ryan.

El estado de Nueva York aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo el pasado junio y, desde entonces, el estado de Washington también ha aprobado una ley que lo legalizará a partir del próximo junio.

Las bodas homosexuales son ya legales además en los estados de Connecticut, Iowa, Massachusetts, Nuevo Hampshire y Vermont, así como en el Distrito de Columbia.

Todas las miradas están puestas ahora sobre Nueva Jersey, donde este lunes el Senado estatal aprobó un proyecto de ley que permite el matrimonio entre homosexuales, que el jueves pasará a la Asamblea Legislativa, donde se prevé que reciba luz verde.

El gobernador del estado, Chris Christie, ya ha dicho, sin embargo, que vetará el proyecto en cuanto llegue a su despacho y llevará el asunto a referéndum.