Miércoles, 15 de Febrero de 2012

"Competimos muy bien"

Guardiola destaca las ocasiones generadas por sus muchachos.

RUT VILAR / AGENCIAS ·15/02/2012 - 00:18h

Messi, en el momento de marcar el tercer gol. EFE

En fase de rehabilitación el genio Messi ha marcado dos goles en los últimos siete partidos, uno en el de ayer, pero brilla como asistente, el Barça ha encontrado una joya en Alexis, un jugador que da profundidad a un equipo en el que la mayoría de futbolistas prefieren el balón al pie. El chileno es el Giuly de Guardiola, aunque el 9 del Barça atesora un futuro y una potencia física que ya hubiese querido para él el francés.

Anoche, ante el Bayer, el delantero se estrenó como goleador en la Liga de Campeones con dos tantos. En ambos, tiró el desmarque al espacio, donde sólo Messi, Cesc y el propio Alexis imaginaron que podía alcanzar el balón. En su primer curso como azulgrana, la falta de continuidad por culpa de las lesiones ha penalizado al chileno, ansioso por adaptarse al fútbol específico del Barcelona; feliz por poderse abrazar a Messi cada vez que logra una diana. "Nos da mucho trabajo, alarga el campo y estoy muy contento por él. Meter dos goles le irá muy bien para el ánimo", señaló Guardiola.

"Estando al lado de Messi aprovecho el espacio que me deja", celebró el Niño maravilla, "ahora hay que ganar en casa, no hay que relajarse", advirtió tras el duelo.

En cuanto al análisis del partido, el técnico azulgrana se marchó de Leverkusen satisfecho. "Por el resultado, marcar tres goles fuera de casa siempre cuesta. Me lo pasé mejor en el segundo tiempo, pero nos conviene más un partido como el primero", dijo. Y advirtió: "La segunda parte es una buena lección de lo que nos podemos encontrar en el encuentro de vuelta, los alemanes nunca se rinden. Competimos muy bien otra vez, en todos los aspectos. Nunca es fácil generar tantas ocasiones en Europa. Estos chicos son unos artistas en el competir".

La suplencia de Piqué

Iniesta, recién recuperado de su enésima lesión muscular, jugó ayer de inicio y aguantó a buen nivel una hora. También regresó al equipo Busquets, clave, de nuevo, en la medular azulgrana. "Me noté un poco cansado y me dolió en algunas acciones", confesó. "Tengo una herida profunda [en la rodilla], con muchos puntos de sutura, pero espero coger el ritmo poco a poco para ayudar al equipo", convino el de Badía.

Xavi, con un edema muscular en el sóleo, se quedó anoche en la grada, al lado de Gerard Piqué, cuya ausencia justificó Guardiola como una "decisión técnica". "Gerard es intocable para nosotros, importantísimo", se apresuró a decir cuando le preguntaron si el central había perdido el puesto tras encadenar varios partidos en baja forma.

Por lo que al de Terrassa se refiere, el equipo espera ansioso su vuelta. "Xavi lleva cuatro o cinco años a un nivel espectacular, es vital para nosotros, el míster lo quiere cuidar para que esté a tope en los momentos decisivos de la temporada. Es un futbolista único y claro que lo echamos de menos. Además es un líder por su carácter", señaló Cesc.

Adriano, por su parte, tuvo que ser sustituido antes del final por culpa de unas molestias en el sóleo, uno de los músculos de la pantorrilla.