Miércoles, 15 de Febrero de 2012

La Fiscalía anuncia cuatro exhumaciones más en Valencia

La fiscal jefa de Valencia Asegura que las exhumaciones se practicarán a lo largo de este mes y del que viene

PÚBLICO ·15/02/2012 - 08:00h

La Fiscalía de Valencia ha ordenado realizar "cuatro o cinco" exhumaciones de fosas donde presuntamente están enterrados los restos mortales de bebés fallecidos, pero cuyas madres sospechan que realmente no murieron y que fueron entregados a otros padres tras una transacción económica. Así lo confirmó ayer la fiscal jefa de Valencia, Teresa Gisbert, tras presentar un convenio sobre medidas abiertas para menores infractores en Valencia.

Gisbert aseguró que las exhumaciones se practicarán a lo largo de este mes y del que viene, pero no anunció las fechas exactas porque está esperando concretar "datos técnicos". Aun así, la fiscal jefa afirmó que el Ministerio Público ya tiene identificados "los casos de los que se puede intentar averiguar más datos e investigar la realidad de lo ocurrido a través de las exhumaciones".

Gisbert indicó que la Fiscalía ya ha recibido alrededor de 80 denuncias por niños robados. En los casos sobre los que ya se han ordenado exhumaciones, "se llegará a llamar a los implicados, siempre que se sospeche que sobre ellos existe una responsabilidad directa", precisó la fiscal jefa.

Sobre los casos en los que no se ha ordenado exhumación, la fiscal explicó que "se está recopilando información de la Policía Judicial". "Muchas veces no se sabe quién es el implicado hasta que no ves la documentación médica y lo encuentras", añadió.

Antecedente en Alicante

El pasado enero tuvo lugar en el cementerio de Alicante la primera exhumación sobre una fosa en la que se encontraron restos de una caja de madera y huesos de un neonato que tendrán que ser analizados para confirmar si su ADN es coincidente con el de los familiares que denunciaron el caso.

En este primer caso se pretendía constatar si en la fosa se encontraban los restos de una recién nacida, hermana melliza de la denunciante, María José Picó. En Alicante están previstas otras cuatro exhumaciones más de tumbas de bebés que fueron dados por muertos en 1972, 1973, 1976 y 1980.