Martes, 14 de Febrero de 2012

Méndez afirma que si no se para la reforma laboral se cambiará el modelo de convivencia

EFE ·14/02/2012 - 13:16h

EFE - Fotografía facilitada por RTVE de la entrevista realizada hoy en Televisión Española a los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez (i), y CCOO, Ignacio Fernández Toxo. Ambos sindicalistas consideran que la Reforma Laboral es motivo suficiente para convocar una huelga general, pero primero creen que hay que intentar enmendarla en su trámite parlamentario. EFE/RTVE

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha dicho hoy que hay que parar la reforma laboral del Gobierno porque si no va provocar un cambio del actual modelo de convivencia del que sólo se va a salvar una minoría.

Méndez ha hecho esta declaración en una asamblea conjunta en CCOO-Madrid con el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, para explicar a sus delegados sindicales la reforma laboral.

Para Méndez no hay ningún ámbito de la población que pueda quedar al margen de los efectos negativos de la reforma, salvo "la minoría privilegiada" que se beneficia de ello, en referencia a los empresarios.

En su opinión, la reforma laboral va a acabar con uno de los éxitos de la democracia: la existencia de la clase media (el 80 % de las familias) y el modelo de convivencia.

Con la reforma se va a pasar a un modelo de "reloj de arena", en el que, según Méndez, se va a estrechar la clase media y aumentarán las familias en pobreza, mientras que arriba habrá muy pocas "con inmenso poder económico".

Cuando el líder de UGT ha recordado la huelga general del 29 de septiembre de 2010 le han pedido "dar caña".

De la reforma laboral Méndez ha dicho que no se ha aprobado el contrato único porque se implanta el despido libre como única solución a la crisis.

Además, ha rechazado que las pymes puedan contratar a una persona con un año de prueba porque va a suponer una "brutal rotación" entre trabajadores y un "maquillaje" de las estadísticas del paro.

Si el empresario quiere puede hacer un negocio, ha considerado Méndez, quien ha precisado al respecto que el patrono puede contratar a un parado que compatibilice el sueldo con el 25 % de su prestación.

Mientras, los que la hayan agotado o no hayan trabajado anteriormente van a ser "carne de economía sumergida", ha añadido.

Asimismo, Méndez ha denunciado que la reforma termine con la tutela administrativa y judicial de los despidos individuales y colectivos.

A pesar de todas estas mejoras para los patronos Méndez se ha mostrado convencido de que algunos empresarios no van a estar incómodos con la reforma porque lo que ellos habían pedido al Gobierno eran crédito.