Viernes, 5 de Octubre de 2007

Renfe presta el servicio al aeropuerto con autobuses y mantiene cortada la línea C-2

EFE ·05/10/2007 - 00:58h

EFE - Renfe ha habilitado un total de 18 autobuses para transportar a los usuarios de la línea de Cercanías C-10, que enlaza la estación de Francia y el aeropuerto de El Prat. EFE

Renfe ha habilitado un total de 18 autobuses para transportar a los usuarios de la línea de Cercanías C-10, que enlaza la estación de Francia y el aeropuerto de El Prat, y mantiene cortada la C-2 entre las estaciones de Sant Andreu Comtal y Castelldefels debido a la incidencia provocada por un convoy.

Según ha informado la compañía ferroviaria, la incidencia registrada poco antes de las 19.00 horas ha provocado retrasos de 50 minutos en la circulación de trenes de media y larga distancia, mientras que la C-2 funciona entre Castelledefels y Sant Vicenç de Calders, y entre Sant Andreu Comtal y Maçanet.

Renfe ha interrumpido el servicio de la línea C-2 de Cercanías después de que un grupo de pasajeros haya bajado a las vías tras una avería del convoy en el que viajaban, que se ha detenido entre las estaciones de Bellvitge y El Prat (Barcelona), en una zona en la que el tren circula al aire libre.

El tren se ha detenido poco antes de las siete de la tarde a consecuencia de la rotura de un cable de la catenaria que ha dejado sin tensión a la red en ese punto, según han informado a Efe fuentes de Adif.

Tras permanecer más de media hora atrapados en el convoy, según las primeras informaciones, algunos pasajeros han decidido bajar a la vía "indebidamente", según Renfe, para llegar por su propio pie a la estación más cercana, a pesar del riesgo que conllevaba la presencia del cable que colgaba de la catenaria y que todavía tenía electricidad.

A las 19.20 horas, Renfe ha cortado el sistema de electrificación "por razones de seguridad", lo que ha afectado a la línea C-10, y Renfe ha desplazado hasta la zona una de las locomotoras diesel que la compañía ha ubicado en puntos estratégicos de la red para atender este tipo de emergencias y poder remolcar el convoy averiado.

Asimismo, los pasajeros que no han bajado del convoy averiado han sido transbordados mediante pasarelas de conexión a otro tren.

La compañía Renfe asegura en un comunicado que ha informado de la incidencia a los usuarios a través de megafonía en las estaciones y del personal de atención al cliente, así como a los viajeros de trenes que disponen del servicio de información centralizada.