Martes, 14 de Febrero de 2012

Méndez: "A los empresarios les han dado un garrote"

Mientras los sindicatos critican con dureza con la reforma laboral, el presidente de la CEOE dice que creará empleo después del verano

PUBLICO.ES / EUROPA PRES ·14/02/2012 - 09:37h

FERNANDO SÁNCHEZ - Reunión el lunes 13 de febrero en el ministerio de Trabajo entre los agentes sociales y el gobierno para afrontar la nueva reforma laboral.

Cuatro días después de la reforma laboral decretada por el Gobierno el debate entre los agentes sociales empieza a derivar hacia los tiempos y los plazos. El presidente de la CEOE, Juan Rosell, afirmó este martes que la reforma laboral no creará empleo de la noche a la mañana, pero se atrevió a dar un plazao: cree que después del verano empezará a dar frutos en términos de empleo.

El dirigente empresarial, en declaraciones a Antena 3, señaló que la reforma por sí sola no crea empleo y que para hacerlo se necesita también financiación y confianza. "Hay que darle un tiempo mínimo (a la reforma)".

Diferente discurso mantuvieron Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, secretarios generales de UGT y CCOO, en Los desayunos de TVE. Para Méndez y Toxo, el Gobierno del PP ha dado "un cambio y un garrote" a los empresarios para despedir. Para los dirigentes sindicales la reforma traerá más paro: "Han convertido el despido en la primera y casi única arma para el empresario y han creado la figuar del despido libre para los emprendedores". "Hay empresarios con conciencia a los que esta reforma no les gusta, que están preocupados", se aventuró a decir Méndez.

Los jefes sindicales y el de la patronal coinciden en que las empresas necesitan financiación y en lamentar que el Gobierno del PP "haya despreciado" el acuerdo de salarios y negociación colectiva que alcanzaron sindicatos y empresarios .

Pero las diferencias de criterio son evidentes: mientras Toxo como Méndez se mostraron poco esperanzados —"Con esta reforma el 99% de las empresas pueden despedir con 20 días" dijeron—, desde Antena 3, Rosell tenía una visión muy diferente: "Muchas empresas del Ibex tienen beneficios. No hay muchas grandes empresas que puedan registrar tres trimestres consecutivos de reducción de ventas. Consecutivos no". 

Los sindicatos reiteraron que se están pensando en recurrir al Tribunal Constitucional el decretazo laboral y no descartaron convocar una huelga general, aunqeu reconocieron que este no es el mejor momento: "En otras circunstancias esta reforma sería motivo de huelga general inmediata", dijo Toxo.  Pero "el miedo y la preocupación por el futuro pesa en la gente, además de la propaganda de descalificación".

Por eso, los sindicatos agotarán los contactos y la vía de diálogo, aunque tiene pocas esperanzas de que haya cambios en la tramitación parlamentaria.

Noticias Relacionadas