Domingo, 12 de Febrero de 2012

El PSOE le estalla a Griñán en Sevilla a mes y medio de las elecciones

El secretario provincial dimite y acusa a la dirección andaluza de haberle impuesto una lista para el 25-M

ÁNGEL MUNÁRRIZ ·12/02/2012 - 15:28h

EFE - Fotografía de archivo de José Antonio Viera (izquierda) junto a José Antonio Griñán. -

"¿Sabes esas sectas en las que quedan todos un día en un sitio y se suicidan a la vez? Pues eso parecemos". La frase, de un socialista con casi cuatro décadas de militancia, presidente de una importante agrupación de la capital andaluza, resume lo vivido ayer por el PSOE de Sevilla, hasta ahora su federación más potente y fiable, que a menos de mes y medio de las autonómicas del 25 de marzo ha quedado descabezada y dividida. Su secretario general, José Antonio Viera, viéndose en minoría en su propia Ejecutiva, presentó ayer su dimisión, según él, por "graves injerencias" de la dirección regional que lidera José Antonio Griñán en la elaboración de la lista electoral.

La explosión de Sevilla, consumada a lo largo de una mañana esperpéntica, se suma a las divisiones internas en otras provincias, caso de Cádiz, Córdoba, Málaga y Almería. Pero la fractura de Sevilla es la más sangrante para Griñán, presidente de la Junta y candidato para el 25-M, secretario general del PSOE andaluz y presidente del Federal, que ve cómo la lista que él encabeza es causa de una crisis que socava aún más sus expectativas electorales. Las encuestas dan al PP mayoría absoluta.

Esta batalla sigue la guerra abierta entre chaconistas y rubalcabistas

La elaboración de las listas es un proceso complejo. Las agrupaciones locales elevan propuestas a la Ejecutiva Provincial, que confecciona la candidatura considerando los nombres aportados desde abajo y la presenta al Comité Provincial, donde se vota antes de pasar a los órganos regionales y, de ahí, a los federales. El conflicto surgió en la Ejecutiva de Sevilla, de la que Viera es el jefe pero donde sus afines ya no son mayoría.

Viera está enfrentado a Susana Díaz, secretaria de Organización del PSOE andaluz, mano derecha de Griñán en el partido y figura influyente en el seno de la Ejecutiva provincial. Su conflicto viene de atrás, pero se agravó antes del 38º Congreso, cuando Díaz se empleó a fondo a favor de Carme Chacón y Viera lo hizo por Alfredo Pérez Rubalcaba, produciéndose tensiones y choques. El partido en Sevilla salió muy tocado de aquello.

Y la lista lo ha hecho explotar. Todos en la Ejecutiva estaban de acuerdo en que Griñán fuese número uno y Díaz número dos. Pero, a partir de ahí, había discrepancias. Desde el viernes, Viera mantenía una amenaza de dimisión encima de la mesa, al considerar que se postergaba a los suyos, extre-mo negado por el entorno de Díaz, donde se acusa al ya ex secretario general de haber buscado la excusa para dar un portazo que ya tenía decidido por su pérdida de liderazgo.

"Acepto sugerencias, pero no me pongo de rodillas jamás", proclamó Viera

Negociaciones fracasadas

El Comité Provincial estaba convocado ayer a las 11.30 horas en un centro educativo a las afueras de Sevilla. Viera apareció poco después de las 13.00. Directamente tomó la palabra y anunció su dimisión. Las negociaciones en el seno de la Ejecutiva Provincial habían fracasado. "Siempre acepto sugerencias, pero no me pongo de rodillas jamás. Yo no he ido con nocturnidad ni alevosía convocando situaciones de deslealtad. No me presto a los mercadeos del yo te doy, tú me das", dijo Viera, que acusó a Díaz, sin nombrarla, de haber "vulnerado" su autonomía como secretario general. A Díaz y, por extensión, a Griñán.

Su alusión a la nocturnidad y alevosía hace referencia a una carta, firmada por la mayoría de la Ejecutiva, que daba apoyo a la lista que finalmente llegó al Comité Provincial. "Esta mañana, ayer y antesdeayer, yo era secretario general sin la mayoría de la Ejecutiva", admitió Viera, que afirmó que durante la campaña del 38º Congreso circuló un documento que decía "O con Griñán o contra Griñán", y que ahora había vuelto a pasar. Y añadió: "Nadie sabe lo que votaron los 55 delegados [de Sevilla en el 38º Congreso], pero me llevo la satisfacción de no haber presionado a nadie". Viera no aclaró qué comunicaciones había tenido con Ru-balcaba, pero sí dijo que por la mañana lo llamaron "del Federal" para pedirle que "esperara" antes de dimitir.

Los afines a Susana Díaz sostienen que es una lista de integración

Cuatro y cuatro

Su dimisión causó un enorme revuelo. Hubo aplausos para Viera, murmullos y se oyó algún grito contra Díaz. Decenas de asistentes salieron y ya no volvieron. Viera salió abrazándose a sus fieles, se quedó un rato en la puerta hablando por teléfono y al poco se marchó. La confusión se adueñó del Comité. Tomó la palabra María José Fernández, alcaldesa de Lebrija y vocal del Federal, y anunció la lista.

La candidatura incluye a varios de los nombres que, desde el entorno de Viera, se presentaban como necesarios para la "integración". El resultado no fue una lista con miembros de una sola corriente, de la que se hubiera excluido a los críticos (operación que sí ha tenido lugar en otras provincias), lo cual contribuyó a acentuar la impresión de desproporción de la dimisión. Desde la dirección regional hacían la siguiente lectura sobre la lista: aparte de Griñán, que es número uno, cada sector tiene cuatro y cuatro, ya que la perspectiva más optimista del PSOE es bajar de los 11 parlamentarios actuales a nueve. Los cuatro afines a Viera quees diputado en el Congreso serían, según esta lectura, el veterano parlamentario José Caballos (tres), la consejera María Jesús Montero (cuatro), la delegada del Gobierno de la Junta en Sevilla, Carmen Tovar (seis), y el exconcejal sevillano Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (nueve). En el otro sector estarían Susana Díaz (dos), el parlamentario José Muñoz (cinco), el exconcejal de Sevilla Carmelo Gómez (siete) y la parlamentaria Verónica Pérez (ocho).

Viera cree que era una lista inasumible. "Se le puso entre la espada y pared", señala uno de sus próximos, cuyo nombre ha sonado en días pasados y finalmente ha quedado fuera. Desde el entorno de Díaz discrepan y señalan que ha habido mano abierta, como probarían los mensajes trasladados a Viera durante la tarde del sábado invitando al diálogo y que fueron desoídos.

Al margen de que las deterioradas relaciones personales han tenido su peso, resultó clave, según estas fuentes, la elección del número tres. En ese puesto, Viera habría insistido en colocar a Gómez de Celis, algo que la corriente de Susana Díaz aceptó, para toparse entonces con la oposición del propio Caballos. Un histórico que se declara neutral afirma no entender el empeño de Díaz por colocar a algunos de los suyos. "Al insistir en que tenían que ir del ocho para abajo revelan poca confianza en los resultados. Además, de esos que se suponen de Viera, algunos ni siquiera tienen con él una buena relación".

Tras anunciarse la candidatura, tomó la palabra Carmen Hermosín, de la Comisión de Garantías del Federal. "Quiero advertiros de que la dimisión del secretario general implica la suspensión de la Ejecutiva, que es parte del Comité Provincial. Este Comité no está constituido correctamente, a efectos estatutarios", dijo. El presidente del PSOE de Sevilla y de la Diputacion, Fernando Rodríguez Villalobos, afín a Susana Díaz, le respondió luego desde el estrado que sí tenía valor. La intervención de Villalobos fue muy dura. Acusó a Viera de haber dimitido siguiendo "una estrategia" y de haber evitado el diálogo.

En los pasillos se discutía si el Comité Provincial que debía aprobar la lista tenía validez formal, teniendo en cuenta que Viera dijo que había dimitido a las 10.00 y la Ejecutiva había aprobado la lista más tarde y sin el ya dimitido secretario general, según afirmó Villalobos. El presidente del PSOE de Sevilla, no obstante, defendía la legalidad del procedimiento e incluso se preguntaba "dónde está registrada" esa supuesta dimisión.

Votan 79 de 144

En ese ambiente votó el Comité Provincial, pasadas ya las 14.30. María José Fernández, vocal del Federal, dio los resultados. De los 144 miembros del Comité, habían votado 79: 72 apoyaron la lista y siete votaron en blanco. O sea, un 91% de apoyo. Desde la dirección regional puntualizaban que los 61 miembros de la Ejecutiva no habían podido votar al estar suspendida por la dimisión, pero 37 de ellos habían firmado un documento de respaldo a la lista.

A última hora de la tarde aún se alzaban voces que consideraban ilegal la elección de la lista. Agustín Morón, secretario general de la agrupación de Dos Hermanas, afirmó que la lista confeccionada por la Ejecutiva "sin Viera" no tiene validez y que el Comité Provincial era nulo. En declaraciones a Europa Press, señaló incluso que las cifras de miembros del Comité ofrecidas (144) no son ciertas, y que son 214.

La lista llegará el miércoles al Comité Director, que puede introducir cambios, aunque se considera poco delicado hacerlo. De ahí pasará al Federal, que tiene la última palabra. El PSOE de Sevilla queda pendiente de que sea nombrada una gestora que lo dirija.