Domingo, 12 de Febrero de 2012

El obispo de San Sebastián dice que el aborto se traduce en suicido demográfico y moral de la mujer

EFE ·12/02/2012 - 11:08h

EFE - El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla. EFE/Archivo

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, ha afirmado hoy que "el aborto se ha traducido en un suicido demográfico, psicológico y moral de la mujer".

Munilla asegura, en una nota remitida a los medios de comunicación, que "el aborto eleva exponencialmente las probabilidades de quebrantar la salud psíquica de las mujeres", al tiempo que "se ha convertido en una criba selectiva del sexo, de forma que hay países como China, en los que nacen 119 niños por cada 100 niñas".

De esta manera, "el aborto se ha traducido en un suicido demográfico, psicológico y moral de la mujer", asegura el prelado guipuzcoano, quien hace estas manifestaciones en una reflexión titulada "¿Se equivocó de puerta?", escrita tras conocerse que el pasado 29 de enero un indigente encontró a un bebé abandonado por su madre en una iglesia de la capital donostiarra.

En este contexto, Munilla recuerda que "a escasos metros de la puerta de aquella iglesia y en la misma acera" existe "una clínica abortista, en cuyo escaparate se publicita el aborto, como si de una ortodoncia se tratase".

"Paradójicamente -indica-, si aquella joven madre hubiese elegido esta otra puerta", el abandono del bebé "no habría sido noticia", ella no habría sido detenida, y ahora no tendría que "afrontar la previsible pena de dieciocho meses a tres años de cárcel por abandono de un menor" que podría serle impuesta.

"¿El mundo al revés?" se pregunta Munilla, antes de felicitarse porque la vida ha triunfado sobre la muerte en este caso, ya que el niño vive y "será acogido por unos padres que le amarán como a uno más de sus hijos".

"¿Cómo es posible que tantos entre nosotros suspiren por conseguir una adopción en el extranjero y al mismo tiempo sacrifiquemos la vida de miles y miles de inocentes? ¿No será que el materialismo y la secularización han reducido la vida a un mero objeto de deseo?, recalca el obispo.

Tras asegurar que "el feminismo que reivindica el aborto como instrumento de emancipación de la mujer vive de espaldas a la realidad", el prelado vasco recuerda que en San Sebastián existe un grupo de "rescate de niños con riesgo de ser abortados" que trabaja bajo la coordinación de la Fundación Red Madre.